Almería

Los Millares se prepara para ser 'inmortal'

  • La Junta pretende conseguir que el yacimiento sea declarado Patrimonio de la Humanidad

Presentación del proyecto de intervención arqueológica en el yacimiento de Los Millares Presentación del proyecto de intervención arqueológica en el yacimiento de Los Millares

Presentación del proyecto de intervención arqueológica en el yacimiento de Los Millares / Rafael González

Almería alberga parte de la historia de europa, y es que el yacimiento de Los Millares es uno de los rincones más importantes de la Edad de Cobre. Al menos así lo aseguró ayer la delegada del Gobierno, Maribel Sánchez, durante la presentación del proyecto de intervención arqueológica en este enclave. Aparición a la que también asistió Eloísa Cabrera, delegada de Cultura y Patrimonio Histórico. El plan, que pretende explicar cómo era la vida en el asentamiento, consta de dos ejes potenciales. Por un lado, la necrópolis; y por otro, el poblado.

En cuanto a la autoría del proyecto, este  ha sido redactado por el arqueólogo Martin Haro, con la ayuda de Ángela Suárez, jefa del departamento de Museo y Conjuntos Culturales de la Junta. La inversión de este plan será de 90.000 euros, siendo el objetivo que “el yacimientos de Los Millares sea declarado Patrimonio de la Humanidad”, sentenció la delegada del Gobierno.

Por otro lado, Martín Haro explicó que se llevará a cabo una reexcavación arqueológica de zonas que no se habían tocado desde finales del siglo XIX. Estas serán conectadas al itinerario de visitas, y gracias a  la instalación de paneles de realidad aumentada, los turistas podrán ver recreaciones de las sepulturas de antaño. En definitiva, Haro declaró que el objetivo es potenciar la importancia del yacimiento a través de la investigación, consolidación y musealización de la necrópolis. El arqueólogo añadió curiosidades sobre una de las tumbas del yacimiento, la número 55. De la que contó que “es una sepultura excavada en el subsuelo”, a diferencia de las demás que se encuentran en la superficie. Pero eso no es todo, y es que junto con otra, son las únicas del yacimiento orientadas hacia el oeste, ya que el resto se encuentran en dirección a la salida del sol.

Tumba 40 de la necrópolis, donde aparecieron más de cien individuos enterrados Tumba 40 de la necrópolis, donde aparecieron más de cien individuos enterrados

Tumba 40 de la necrópolis, donde aparecieron más de cien individuos enterrados / Rafael González

Al igual que la necrópolis, la zona del poblado también contará con una construcción de realidad aumentada, que simulará el modo de vida de los habitantes de Los Millares. Haro señaló la estructura del poblado como protourbanismo, pues dice que no es un diseño primitivo. Pero tampoco el propio de una sociedad clásica, ya que “está bastante planificado”. Según palabras del arqueólogo, “el poblado se va extendiendo por un sistema de agregación de cabañas”, es decir, crece conforme aumentan las familias. Quedando así espacios muertos entre cabaña y cabaña, usados como establos o lugares de almacenaje.Otro elemento de valor excepcional del yacimiento, es que es el primer lugar donde se recoge la especialización de la actividad metalúrgica. Es por eso, que “en Los Millares aparecen las primeras herramientas, como las sierras o las hachas”, aclaró Martín Haro. En este caso, y según apuntó Ángela Suárez, la técnica usada para recrear los talleres metalúrgicos es similar a la que se sigue en la Alcazaba u otros yacimientos. Pues, para preservar las estructuras de los fenómenos atmosféricos, se crea una superficie con textil, “protegiendo el original, sin cambiar su aspecto”. Por último, el tercer elemento que caracteriza el poblado, y que ya se recogía en anteriores proyectos, es la posible existencia de un acueducto. Aunque Martín Haro prefiere llamarlo canal o acequia. Según describió, “es una conducción hidráulica que servía para el abastecimiento humano y consumo animal” del yacimiento. Por lo que se estima que podrían haber vivido en el poblado, alrededor de unas 1.500 personas. 

Parte de la defensa que protegía a los habitantes de Los Millares Parte de la defensa que protegía a los habitantes de Los Millares

Parte de la defensa que protegía a los habitantes de Los Millares / Rafael González

De hecho, el arqueólogo citó una investigación llevada a cabo por la Universidad de Frankfurt, que ha afirmado que los restos conservados pertenecen al canal de conducción de agua. Según los estudios alemanes, cada segundo pasaban más de 10 litros, que abastecían las cisternas de la ciudad, y garantizaban el suministro de agua para unos tres o cuatro meses.

Finalmente, Eloísa Cabrera, delegada de Cultura y Patrimonio Histórico, anunció novedades sobre dónde serán las próximas actuaciones. Estas comenzarán en septiembre, y se llevarán a cabo en Villaricos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios