Almería

Noches mágicas viajando a través de la historia en LA ALCAZABA

  • La celebración del Milenio dispara a casi 35.000 las visitas en el mes de julio Se han programado medio centenar de actividades gratuitas durante el verano

Comentarios 8

Una gozada de Alcazaba, nombre de la visita teatralizada, sintetiza perfectamente el placer para los sentidos del visitante que supone viajar a través de la historia de uno de los conjuntos monumentales y arqueológicos musulmanes más importantes del continente. Es una de las 43 actividades, todas gratuitas, que la fortaleza viene acogiendo este verano gracias a la conmemoración del Milenio del Reino de Almería. La provincia y los almerienses vuelven a mirar hacia la ciudadela, el origen de una medina que se remonta al 955 cuando Abderramán III, el primer califa de Al-Andalus, ordenó su construcción para años después convertirse en centro neurálgico para los comerciantes del Magreb y el Mediterráneo oriental en una de sus épocas de mayor esplendor bajo el reinado de Jairán-el-Amiri.

Diez siglos después se pone en valor ese notable legado comercial y cultural y, como no podía ser de otra forma, el patrimonial, el de una construcción defensiva que, con 1.430 metros de perímetro amurallado, se mantiene entre las mejor conservadas de Europa. En julio, primer mes de celebración del Milenio, se registraron casi 35.000 visitas a la Alcazaba, todo un récord de usuarios que supera con creces la cifra de de agosto del pasado año. Y es que en 2014 han sido ya más de 122.000 personas las que han recorrido sus recintos, dos de diseño musulmán y otro de origen cristiano. La delegada de Cultura, Educación y Deportes, Isabel Arévalo, ha manifestado su satisfacción por la respuesta de la sociedad almeriense al conjunto de actividades programadas, así como por el repunte de turistas de otras provincias y países, de ahí que se alegre por la "repercusión que puedan tener sobre comercio, hostelería y restauración". En este sentido, la delegada territorial ha precisado que la programación del Milenio está surtiendo efecto, al menos cumpliendo expectativas, y se ha convertido en un revulsivo para incrementar los visitantes a la Alcazaba. "Es una oportunidad para dar a conocer el destacado papel de Almería en la historia de Andalucía y un revulsivo social, económico, cultural y turístico, también a nivel internacional, que haga de esta ciudad el referente andaluz en los próximos meses". Así de convincente se mostró hace unos días en el acto organizado por este periódico la presidenta de la Junta, Susana Díaz, al valorar la relevancia de la conmemoración.

El casi medio centenar de actos y eventos gratuitos que se vienen celebrando entre julio y agosto, de martes a sábado a partir de las ocho y media de la tarde, abarcan música, teatro, danza, recitales poéticos y visitas teatralizadas que están dirigidas a toda la familia y permiten compaginar el recorrido físico por la fortaleza con el de su historia de una manera amena y divertida. Los participantes se convierten en protagonistas de los acontecimientos, viviéndolos en primera persona, sobre todo los más pequeños. Y es que nada más llegar son caracterizados simbólicamente con las prendas de la época y, posteriormente, se van encontrando con personajes con los que pueden descubrir los rincones mas emblemáticos de la Alcazaba. Desde la Puerta de la Justicia a la Torre de los Espejos finalizando en la del Homenaje, donde se interpreta la leyenda de la historia de amor entre Galiana, la esclava predilecta del Rey Al-Mutasim, y un cautivo cristiano en el siglo XI como colofón de una visita que congrega a más de 150 personas cada año.

La Alcazaba es el mejor plan de una noche de verano para miles de personas que, además de sus propios encantos, ofrece, como ya sentenciaba Juan Goytisolo en su obra La Chanca (1962), "una de las vistas más hermosas del mundo". Entonces se cobraban tres pesetas a los visitantes, eran otros tiempos, pero se mantienen los paisajes a la ciudad entre las Pitas y chumberas de la fortaleza medieval, con una panorámica inolvidable del colorido barrio de La Chanca.

Con motivo de la celebración del Milenio, es el único conjunto monumental de Andalucía en el que se han ampliado horarios en verano y se puede visitar desde las diez de la mañana y hasta las diez de la noche. El próximo mes volverá a la normalidad, si bien la programación será permanente y seguirán celebrándose todo tipo de actividades hasta julio del año próximo en el que culminará la conmemoración de la efeméride. La intensidad de la agenda caerá durante el invierno, cuando los conciertos y espectáculos al aire libre en la Alcazaba den el relevo a exposiciones, cursos, talleres y otros materiales didácticos en el Museo de Almería, la Escuela de Artes, conservatorios, biblioteca Villaespesa... Sin embargo, los buenos resultados cosechados en lo que va de julio y agosto serán razones más que suficientes para que la administración andaluza vuelva a poner sobre la mesa un calendario de actuaciones para el próximo verano. "Nuestra idea es seguir ofreciendo una oferta de calidad porque los almerienses están respondiendo, estamos consiguiendo darle una mayor visibilidad para que conozcan mejor nuestro patrimonio y así lo valoren más", argumenta Isabel Arévalo. El esfuerzo inversor que ha llegado por el Milenio debe mantenerse para que la Alcazaba ocupe, dentro y fuera de Almería, el lugar que le corresponde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios