Abogacía

Once letrados se suman a las filas del Colegio de la Abogacía de Almería

Once letrados se suman a las filas del Colegio de la Abogacía de Almería

Once letrados se suman a las filas del Colegio de la Abogacía de Almería / D.A. (Almería)

El Ilustre Colegio de la Abogacía de Almería ha acogido este viernes un nuevo acto de jura o promesa por el que once letrados se suman a las filas del órgano colegial. Savia nueva que refuerza a la organización más veterana de este tipo en la provincia almeriense, que mes tras mes aumenta el número de abogados que forman parte de su historia y legado. 

En concreto, han jurado o prometido en esta ocasión Carmelo Jesús Aguilera Galindo, Antonio Machado Martínez, José Antonio Iglesias Jiménez, Diego Ricardo Molinari, Laura García Ruiz, Laura Gómez Gómez, Zahira Lakouiss El Ghazouani, José Manuel Díaz Moya, Vicente Sáez Alarcón, Dikra Solo El Fadli y Rafael Sorní Bustinduy.

Han sido sus padrinos, respectivamente, Juan Antonio Pérez Amate, José Luis García Planchón, Manuel Ignacio Bértiz Cordero, Emilio Lucas Marín, María Luisa Oliva Pastor, José Rivas López, Íñigo Eduardo Arpón Zufiaur, Carmelo Torres López, María Esther Navarrete Morales y Luis Martínez Rueda.

El padrino responsable de dar la bienvenida a los nuevos colegiados ha sido Manuel Ignacio Bértiz Cordero, quien ha tenido una pequeña “trampa” a los presentes. Y es que tras leer un serio y solemne mensaje “lleno de lugares comunes” y “cansino”, el letrado ha confesado que se trataba de un discurso “escrito por una maquinita virtual que se llama ChatGPT”.

Un ejercicio con el que ha querido demostrar que cualquier herramienta puede escribir una “parrafada”, y advertir así a los presentes que sería un error creer que pueden resolver todo a “un golpe de clic”. “Eso no es el derecho”, ha aseverado, para añadir a su vez que cuando realmente comenzó a estudiar fue ya “con la toga puesta”.

También ha destacado que el Colegio pasa por el mejor momento de su historia, y ha animado a los nuevos letrados a aprender en los despachos, pegándose a sus padrinos, en los juzgados, en el día a día con los funcionarios, o pisando la Comisaría o la Comandancia… Por mucho que las nuevas tecnologías sean un apoyo y una herramienta más.

El decano del Colegio, Juan Luis de Aynat, ha agradecido al fiscal jefe de Almería, José María López Cervilla, que haya acompañado a la junta de gobierno en este acto, y ha corroborado que el padrino se la ha “colado” a los presentes con el discurso elaborado por esa “cafetera o microondas”.

De Aynat también ha recordado que el Colegio adquiere una nueva sede a unos metros de la Ciudad de la Justicia, y ha subrayado que pese “a no haber subido la cuota jamás” a los colegiados, esta inversión se hará con los recursos propios de la abogacía almeriense, sin ayuda económica de cualquier otra institución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios