Ucrania

Organizan un nuevo convoy para llevar a 30 huérfanos ucranianos a Almería

  • David González ‘Guaje’, el asturiano que trabaja como guía de montaña en Laujar del Andarax, que este sábado llevó a Canjáyar a 43 personas de Ucrania, entre ellos 13 menores de entre 6 y 17 años que vivían en un orfanato, está detrás de la iniciativa

Canjáyar recibe a 43 ucranianos, 13 de ellos niños huérfanos

Canjáyar recibe a 43 ucranianos, 13 de ellos niños huérfanos / (Canjáyar (Almería))

David González ‘Guaje’, el asturiano que trabaja como guía de montaña en Laujar del Andarax (Almería), que este sábado llevó a Canjáyar (Almería) a 43 personas de Ucrania, entre ellos 13 menores de entre 6 y 17 años que vivían en un orfanato, prepara ya un nuevo convoy para llevar a la provincia de Almería a 30 huérfanos de dicho país.

“Vamos para delante con un segundo viaje. Me llamaron antes de anoche para sacar a 30 niños de Leópolis”, ha explicado en declaraciones a EFE. El nexo con Ucrania ha vuelto a ser, nuevamente, Elena, una ucraniana cuyas dos hijas estudian en el colegio de Alhama de Almería, en el que ejerce como directora su mujer, María del Mar.

Fue el marido de Elena el que “de madrugada, sobre las tres y pico de la mañana”, telefoneó para decirle que un amigo suyo es el responsable de un orfanato, que la cosa “estaba muy mal” y que los huérfanos estaban “escondidos por la zona de la ciudad”.

David González 'Guaje' con una de las niñas que llegó este sábado a Canjáyar. David González 'Guaje' con una de las niñas que llegó este sábado a Canjáyar.

David González 'Guaje' con una de las niñas que llegó este sábado a Canjáyar. / D.A. (Almería)

“Estamos en ello. A ver si pueden aguantar un poco más. La gente está saliendo por dónde puede. Estamos buscando la manera de llegar cuanto antes. No acabamos de terminar este viaje -el previo- y ya tenemos la cabeza puesta en ir a buscar a estos 30 niños. Están en Leópolis, a 70 kilómetros de Polonia, al oeste de Ucrania”, ha declarado David.

‘Guaje’ ha dicho que espera gestionar todos los trámites en un par de semanas, especialmente porque en estos momentos se encuentra aislado en casa a causa del covid y ha añadido que “varios niños y mujeres venían con el virus. Una noche dormí en Alemania con un bebé en el saco de plumas y ahí acabamos de coger el bichillo juntos”.

“Tengo que recuperarme. Venía mucha gente sin vacunar y tengo aquí conmigo al bicho. Desde casa estoy tramitando toda la documentación de los niños y madres” que llegaron el sábado a Canjáyar, ha indicado.

Otro inconveniente es la obtención de fondos para esta nueva salida. En su viaje anterior, la empresa almeriense Frahermar cedió un autocar y los conductores, pero ahora es preciso buscar más ayuda económica al no contar con este apoyo.

El Ayuntamiento de Canjáyar y la Fundación Indalvida han puesto en marcha una recaudación de fondos. El Ayuntamiento de Canjáyar y la Fundación Indalvida han puesto en marcha una recaudación de fondos.

El Ayuntamiento de Canjáyar y la Fundación Indalvida han puesto en marcha una recaudación de fondos. / D.A. (Almería)

“El gasoil es carísimo en Alemania, los peajes son carísimos”, ha dicho David, recordando que desde el Ayuntamiento de Canjáyar y la Fundación Indalvida se ha habilitado un número de cuenta (ES03 3058 0011 6827 2000 4649) para ayudar a los ucranianos que ya se encuentran en la provincia almeriense, y que también servirá para financiar esta nueva expedición.

Por ello, ha pedido el apoyo de “todo aquel que quiera ayudar a hacer este segundo viaje” y lograr que estos niños lleguen a la provincia andaluza junto a sus tutores legales. “Sacarlos, los vamos a sacar. Haremos lo que tengamos que hacer para traer este segundo convoy”, ha asegurado.

David ha agradecido también su apoyo a los ayuntamientos almerienses de Huércal de Almería, Viator, Rioja, Pechina, Benahádux, Gádor, Alhama de Almería, Huécija, Alicún, Instinción Rágol, Canjáyar, Almócita, Padules e Íllar, porque por su labor “cada niño está en una casa, bien ubicados, con familias exepcionales”.

También ha mostrado su gratitud a “toda Asturias, sobre todo a mi concejo, Piloña” por su apoyo en el viaje previo. “Pelayo vivió en nuestro pueblo y allí decimos: Adelante, mi escudero, que mi caballo pie halla”, ha concluido señalando así la voluntad que caracteriza a la gente de su pueblo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios