Tribunales

Piden que sólo un funcionario trabaje en el Juzgado de Violencia de Género

  • Trabajadores de este órgano reclaman que se proteja su salud y las de las víctimas ante la pandemia del coronavirus

Entrada principal a la Ciudad de la Justicia de Almería Entrada principal a la Ciudad de la Justicia de Almería

Entrada principal a la Ciudad de la Justicia de Almería / Redacción (Almería)

Funcionarios del Juzgado de Violencia sobre la Mujer han remitido un escrito al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), a la Delegación de Justicia de la Junta, a la Junta de Personal, al juez decano, a la secretaria coordinadora de Almería y a los medios para reclamar que los servicios mínimos de este órgano judicial sean prestados por un único funcionario del cuerpo de gestión o tramitación, “como se estableció en un primer momento”, para evitar “exposiciones a riesgos totalmente innecesarios para la salud”, tanto de esta plantilla como de “todas las personas que van a estar en contacto”con ellos, especialmente “la víctima de violencia de género, que tanto preocupa”.

En dicho escrito, recuerdan que la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local dictó una resolución que establecía que dicha labor fuese desarrollada por una núnica persona, así como que un día más tarde, el juez decano propuso que en este órgano hubiese un único magistrado por turno semanal, que podría “actuar desde su domicilio, si su presencia física no fuese imprescindible”, así como que fuesen tres funcionarios, uno del cuerpo de gestión, uno de tramitación y un auxilio judicial, los que trabajasen a diario de acuerdo a un cuadrante confeccionado en función de la carga de trabajo y la especialidad de la materia. Un planteamiento que también propuso la secretaria coordinadora provincial.

Precisan que el 18 de marzo el juez decano dictó un acuerdo gubernativo en el que se establecía que el turno rotatorio semanal de la magistrada titular sería realizado por jueces de instrucción, y que el “servicio será prestado por tres funcionarios”, porque “es evidente que dicho juzgado, cuya materia tiene una especial transcendencia, no puede ser atendido correctamente”por uno sólo, ya que se podría “llegar a poner en grave riesgo la vida e integridad de las personas que, desafortunadamente, precisan de sus servicios”. En este caso, abría la puerta a que los funcionarios que no fuesen necesarios en un día en concreto, según la carga de trabajo, pudiesen obtener la dispensa de su presencia física.

Sin embargo, los funcionarios de este órgano apuntan que la plantilla actual del mismo es de diez personas, de los que cuatro disponen de una “licencia especial”al ser grupo de riesgo, quedando únicamente seis, siendo uno de ellos del cuerpo de auxilio, que “no tramita ni gestiona procedimientos”.

Subrayan que lo dispuesto en su momento por la Consejería para que fuese un único funcionario el que desempeñase esta labor se hacía “teniendo en cuenta que el Juzgado de Violencia sobre la Mujer no es un juzgado de guardia”, por lo que se equiparaban sus servicios a los de cualquier otro órganos unipersonal judicial. “Nuestras actuaciones se desarrollan en horario de audiencia”, inciden, añadiendo que si se atienden las peticiones del juez decano y la secretaria coordinadora provincial, se establecerían “unos servicios mínimos mucho más gravosos que los establecidos para los funcionarios que prestan sus servicios en los juzgados de guardia de esta capital”, seis en total, porque sus trabajadores “están de guardia cada seis semanas y además en turno rotatorio entre los que integran la plantilla”.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios