Tribunales

Piden impulsar la instrucción del caso del asesino de Cala Rajá, preso en Bélgica

  • El presunto autor del asesinato ya ha sido condenado por las autoridades judiciales francesas y belgas por sus otros crímenes en estos países

José Ramón Cantalejo, abogado de la familia de la víctima. José Ramón Cantalejo, abogado de la familia de la víctima.

José Ramón Cantalejo, abogado de la familia de la víctima. / Javier Alonso (Almería)

El abogado José Ramón Cantalejo, que representa a la familia de un anciano asesinado en Almería, ha presentado un escrito de impulso para que se pueda tomar declaración al presunto autor de la muerte, Etienne Dedroog, preso en Lantín (Bélgica) tras ser condenado a cadena perpetua por la Corte de Luxemburgo.

El letrado ha señalado a Efe que se cumplen ya seis años desde que se descubrió la posible implicación de Dedroog en el "brutal" asesinato de este vecino de la provincia almeriense, sin que por el momento se haya podido avanzar en la instrucción.

El escrito presentado al Juzgado de Instrucción número 5 de Almería, al que ha tenido acceso Efe, reitera la solicitud de impulso procesal realizada en distintos momentos por el abogado, puesto que aún no se ha "podido interrogar al sospechoso ni dar paso alguno mas (...) en pos de la resolución del asunto".

El letrado ya señaló en su día el tiempo transcurrido y la "gravedad de los hechos investigados", así como los "indicios puestos de manifiesto" por la Guardia Civil y la "trayectoria criminal del investigado", cuyos crímenes cometidos en Francia y Bélgica tuvieron una amplia difusión en los medios de comunicación de ambos países".

"Especialmente durante el juicio por el último de ellos, celebrado en noviembre, 2014, cuando fue condenado a cadena perpetua", apuntando que, pese a ello, "aún no se le ha conseguido tomar declaración sobre la muerte (...) después de que la Guardia Civil notificara al Juzgado de Instrucción número 5 de Almería que se había confirmado que los restos biológicos hallados en el volante del coche de la víctima coincidían "plenamente" con los del presunto asesino en serie".

En diciembre de 2018, el juez Rafael Soriano prorrogó la instrucción del caso durante cinco años, y dos meses antes dictó un auto en el que solicitaba tomar declaración a Dedroog por videoconferencia ante la imposibilidad de avanzar "más" en la instrucción de la causa incoada por la muerte del anciano T.M.L. en la playa almeriense de Cala Rajá el 16 de noviembre de 2011 sin contar con el testimonio del investigado.

Un informe de la Policía Judicial de la Guardia Civil entregado al juez aportó más datos sobre el presunto recorrido de un condenado por asesinato denominado como "narcisista y perverso", antes de llegar a Cala Rajá y en su posterior evasión tras, supuestamente, acabar con la vida del anciano.

El 11 de octubre de 2011 en Francia acabó con la vida de una mujer de edad avanzada, a la que tras cortarle la arteria carótida, le robó el coche y las tarjetas de crédito.

En el país galo también se le atribuyen delitos de robo y estafa de carburante, al irse sin pagar de un hotel en el que robó el vehículo.

Posteriormente, la madrugada del 16 de noviembre, T.M.L. fue a pescar a Cala Raja, en Almería, y allí alguien, presuntamente Deedroog, acabó con su vida fracturándole el cráneo y le robó el coche, que apareció estacionado en La Junquera el 10 de diciembre de ese año.

Las muestras tomadas arrojaron un perfil genético que coincidía plenamente con el de Etienne Dedroog, quien ocho días antes se había entregado en Bélgica al saberse perseguido por el doble asesinato el 28 de noviembre de 2011 de una pareja de ancianos propietarios de una casa rural.

Antes de esto, la Policía Nacional lo identificó primero en Valencia y luego en Huesca el 17 y el 25 de noviembre de 2011, tras el asesinato de T.M.L.

El presunto autor del asesinato ya ha sido condenado por las autoridades judiciales francesas y belgas por sus otros crímenes en estos países.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios