Juan Francisco Caballero. responsable del Sector Educación de CSIF

"Podemos decir que el nuevo curso ha comenzado mejor que el año pasado"

  • El sindicato hace balance del inicio de curso 2018/19 y destaca la cobertura de vacantes y sustituciones

  • CSIF califica como "deficiente" la gestión de los planes de climatización

El responsable de Educación del sindicato CSIF durante la entrevista concedida a Diario de Almería. El responsable de Educación del sindicato CSIF durante la entrevista concedida a Diario de Almería.

El responsable de Educación del sindicato CSIF durante la entrevista concedida a Diario de Almería. / diario de almería

-¿Cómo valora CSIF el comienzo de este curso 2018-2019?

-Desde una perspectiva realista podemos decir que el nuevo curso ha comenzado mejor que el año pasado, sobre todo, en cuanto a la cobertura de vacantes y a las sustituciones, salvo en los casos de algunos centros puntuales, que esperemos que se resuelvan a la máxima brevedad. Pero es cierto que sigue habiendo deficiencias en otros aspectos.

-¿Cuál está siendo la lectura más positiva?

-Gracias al trabajo de CSIF con la Administración hemos conseguido progresivamente, volver de las 20 a las 18 lectivas, tanto en los centros de secundaria como en las escuelas de idiomas, conservatorios o escuelas de arte. Esto ha supuesto que, este curso se hayan podido incorporar 240 docentes más. Por otro lado, gracias al concursillo y la campaña que CSIF inició en 2003 hemos logrado favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral de más de 1.000 docentes en la provincia de Almería.

-¿Entonces, cuáles son las deficiencias que habéis detectado?

-Pues la más inmediata y teniendo en cuenta las altas temperaturas con las que ha empezado el curso, está claro que hay una deficiente gestión por parte de la Administración de los planes de climatización. Por ejemplo, sólo catorce centros han acometido algún tipo de acondicionamiento en la provincia y sólo dos ha podido ejecutar dichos planes. Sin olvidar que, de los 25 millones que la Junta destino para este fin, a la provincia de Almería sólo han llegado 900.000. Desde el sindicato consideramos que el reparto no ha sido equitativo y que Almería sigue siendo para la Junta una provincia de segunda.

-¿Este año se están respetando por fin las ratios?

-Ese siempre va a ser un caballo de batalla del sindicato, siguen siendo muy altas, de hecho, se supone que las clases pueden incrementarse en un 10 por ciento de forma extraordinaria, sin embargo esta excepcionalidad se ha convertido prácticamente en una norma en gran parte de los centros, sobre todo, en la zona del Poniente por su alto índice de inmigración. Desde CSIF seguimos trabajando por categorizar como es debida esta problemática desde todos los ámbitos posibles y también con una campaña de recogida de firmas que se inició el año pasado con el fin fundamental de mejorar la calidad de la educación y que, además, generaría unos 1.200 puestos nuevos de trabajo docente en la provincia.

-Antes hablábamos de climatización, ¿qué datos maneja el sindicato en cuanto a equipamientos y aulas prefabricadas?

-Sabemos que el Plan de Infraestructuras 2017-2018 no se ha cumplido ni en tiempo ni en forma y aún no han comenzado obras de nuevos centros y tampoco se están llevando a cabo otros trabajos de ampliación y reformas. Por ejemplo, quedan pendientes de construcción los dos colegios que recogía el plan en Viator y Almerimar, en el caso de este último, el nuevo centro se ha suplido con la instalación de dos aulas prefabricadas. Y en esta misma tesitura, con aulas prefabricadas instaladas como parches y pendientes de reformas o ampliaciones, se encuentran otros colegios como el San José, San Luis o el Federico García Lorca, además del Juan de Orea y el de La Molina, ambos de Roquetas de Mar, o también el instituto Carmen de Burgos o el Centro de Educación Especial para Sordos Rosa Relaño.

-Todo estos datos en cuanto a colegios y centros de Secundaria, pero ¿Cómo está siendo el inicio de curso en Conservatorios y Escuelas de Idiomas?

-Precisamente volviendo al Plan de Infraestructuras podemos destacar el caso del Conservatorio de Danza, Kina Jiménez, el cual debería haberse construido entre 2017 y 2018 y, sin embargo, debido a las distintas fases por las que pasa hasta llegar a la adjudicación de la obra sigue integrado en el Conservatorio de Música, quien a su vez también comparte aulas con el IES Alborán. Creo que esta situación es un auténtico despropósito que la Administración debería solucionar a la mayor brevedad, cuyos principales damnificados son los alumnos y los equipos docentes. Tampoco podemos olvidar que el Conservatorio de El Ejido no está climatizado y hay que tener en cuenta que, para no interferir en la acústica de unas aulas con otras, tienen que cerrarse todas las puertas, con lo cual, alumnos y profesores, en días de altas temperaturas, están trabajando en un auténtico infierno. En esta misma línea se encuentra la Escuela de Idiomas de Almería, sin climatización de ningún tipo además de tener la segunda planta sin agua corriente. Y en la Escuela de Idiomas de Macael están sin equipamientos como consecuencia de las trabas administrativas de la Agencia Pública Andaluza de Educación, encargada de dotar de presupuesto para materiales a estos centros. En resumen una serie de deficiencias que están haciendo muy difícil el transcurso, no sólo de los primeros días de curso, sino del día a día tanto de docentes como de su alumnado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios