Coronavirus en Almería

Declarado el primer brote en la Residencia Asistida de Diputación que afecta a siete internos

  • Seis de ellos están asintomáticos y aislados y solo una mujer ha precisado su hospitalización en Torrecárdenas pero su "estado no reviste gravedad", señalan fuentes de la institución

  • El pasado dos de enero recibieron la primera vacuna contra la COVID-19 y estaban a la espera de la segunda para inmunizarse

Primer brote en la Residencia Asistida de Diputación entre siete internos Primer brote en la Residencia Asistida de Diputación entre siete internos

Primer brote en la Residencia Asistida de Diputación entre siete internos

La Residencia Asistida de Ancianos de la Diputación Provincial de Almería ha terminado claudicando ante el avance del coronavirus. Tras convertirse en uno de los pocos centros en los que la COVID-19 no había conseguido penetrar, este pasado día 7 de enero, según han confirmado a este periódico fuentes de la institución supramunicipal, se ha producido un brote que afecta a un total de siete internos, "de los que seis se encuentran sin síntoma alguno y solo uno de ellos ha precisado su hospitalización pero según el último parte no presenta gravedad", señalan.

Las mismas fuentes apuntan a que se trata de una mujer y que ha tenido que ser trasladada hasta el Hospital Universitario de Torrecárdenas, mientras que los otros seis afectados "son asintomáticos y están aislados y tienen buen estado de salud".

Se da la circunstancia que todos los residentes de este geriátrico recibieron la primera dosis de la vacuna de Pfizer contra la Covid-19 el pasado 2 de enero pero aún estaban a la espera de recibir la segunda, la próxima semana, lo que les habría terminado inmunizando.

Positivo de una empleada en septiembre

Hay que recordar que el pasado mes de septiembre los usuarios y trabajadores de la Residencia Asistida en Almería tuvieron que someterse a una prueba de detección de Covid-19 tras haber mantenido contacto con una empleada que se aisló tras conocer que podría haber resultado contagiada, lo que se confirmó posteriormente. Todos ellos dieron negativo a los test efectuados.

La trabajadora recibió el aviso de un familiar, quien le indicaba que podría haber resultado infectado, por lo que en ese momento la empleada abandonó el centro residencial de forma voluntaria y preventiva.

Así, tras el fin de semana y haberse confirmado el caso de origen, la trabajadora se sometió a una prueba que dio positivo, lo que conllevó a activar el protocolo en la Residencia Asistida, dependiente de la Diputación Provincial de Almería, para realizar una ronda de test y comunicar la situación a los familiares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios