Instituciones penitenciarias
  • El CEPer Retamar muestra su actividad dentro del centro penitenciario El Acebuche

  • Los helvéticos destacan la oferta formativa y el espíritu “liberal” de sus colegas españoles

Profesores suizos conocen la enseñanza penitenciaria de Almería

Profesores suizos conocen la enseñanza penitenciaria de Almería. Profesores suizos conocen la enseñanza penitenciaria de Almería.

Profesores suizos conocen la enseñanza penitenciaria de Almería.

M.M. (Almería)

Escrito por

M.M.

El Centro de Educación Permanente (CEPer) Retamar ha sido este lunes el epicentro de la actividad en el centro penitenciario El Acebuche gracias a la la visita de una delegación de siete docentes suizos, procedentes de los centros penitenciarios de Realta, Pöschwies, Solothurn, Bellechasse y Hindelbank. Entre ellos se encuentra Thomas Wüthrich, director regional de la Educación en el Sistema Penitenciario en Suiza Oriental.

La directora del CEPer Retamar, Rosario Martínez, explica en declaraciones a Diario de Almería que este intercambio desarrollado bajo la fórmula del ‘jobshadowing’, esto es, “aprender mirando”, tiene tres objetivos principales. El primer es que los maestros helvéticos puedan conocer de primera mano la estructura de la cárcel almeriense, cómo funciona y todos los aspectos que pueden influir en la educación de los internos. Por supuesto, la segunda meta no podía ser sino trasladar cómo trabaja el CEPer Retamar, sus dinámicas de trabajo, horarios, metodologías, etc. Y la tercera intención, y tal vez la más importante, es que puedan presenciar “in situ” cómo es la docencia en las aulas de los diferentes módulos para que “haya un intercambio directo de experiencias y metodologías, de forma que aprendamos los unos de los otros”.

Rosario Martínez, directora del CEPer Retamar. Rosario Martínez, directora del CEPer Retamar.

Rosario Martínez, directora del CEPer Retamar. / M.M. (Almería)

Además, de cara al profesorado, no sólo se pretende que puedan aprender con los docentes suizos, sino también que salgan “reforzados, motivados con este intercambio, que sepan que hacemos las cosas bien y se sientan reconocidos”.

Martínez recuerda cómo años atrás el CEPer Retamar ya participó en el proyecto europeo Grundtvig (Intercambio de Metodología en la Educación de los Detenidos), un intercambio de experiencias, en aquel caso, con Turquía, Francia, Italia y Portugal. O cómo más recientemente desarrollaron dentro del programa Erasmus + dos proyectos KA3 y KA2, SERA y CITI-VAL, respectivamente, en un trabajo multidisciplinar en cooperación con otros países como Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Hungría, Malta, Rumanía o Turquía. “Además del necesario intercambio de experiencias, hubo una fase de investigación y de creación de materiales educativos. Se creó una secuencia didáctica para trabajar con los alumnos en clase, sobre valores de ciudadanía y convivencia en uno de los proyectos, y para prevenir el radicalismo en el segundo”, abunda la directora del centro educativo.

Este lunes la actividad ha comenzado temprano, con una reunión con el director de El Acebuche, Miguel Ángel de la Cruz, y los diferentes subdirectores del centro penitenciario. Poco después los profesores han traspasado las rejas que separan a los internos del mundo libre para adentrarse en primer lugar en el Departamento de Comunicaciones y Convivencia, descubriendo a cada paso los espacios en los que padres presos se encuentran con sus hijos, las cabinas de videollamadas o de contactos personales a través de cabinas, las habitaciones de los “vis a vis”...

Thomas Wüthrich, director regional de la Educación en el Sistema Penitenciario en Suiza Oriental, y María del Mar Soriano, subdirectora de Tratamiento de El Acebuche. Thomas Wüthrich, director regional de la Educación en el Sistema Penitenciario en Suiza Oriental, y María del Mar Soriano, subdirectora de Tratamiento de El Acebuche.

Thomas Wüthrich, director regional de la Educación en el Sistema Penitenciario en Suiza Oriental, y María del Mar Soriano, subdirectora de Tratamiento de El Acebuche. / M.M. (Almería)

Más adelante ha continuado con un recorrido por la sala de exposiciones en la que los internos muestran las obras de arte que crean entre los muros de la prisión, disfrutando de las pinturas de estos artistas sin libertad. Más aún, han presenciado cómo se trabaja el metal en el inmenso taller de metalurgia de El Acebuche, admirado las instalaciones deportivas... Acompañados siempre por Rosario Martínez, los profesores del CEPer Retamar y la subdirectora de Tratamiento, María del Mar Soriano. Tras esto, han participado en una presentación del centro penitenciario y del CEPer Retamar, comenzando acto seguido el ‘jobshadowing’ en sí con una observación en el aula central y en la de emprendedores.

En declaraciones a este periódico, Thomas Wüthrich asegura que estos intercambios profesionales forman parte del concepto de formación continua para sus maestros, señalando que participan aquellos que han trabajado “al menos tres años” en instituciones penitenciarias. “Es una valorización de su trabajo, de cada uno de los maestros y para reforzarlos, inspirarlos de nuevo a seguir más tiempo enseñando en la prisión”, ha manifestado.

En el Departamento de Comunicaciones y Convivencia. En el Departamento de Comunicaciones y Convivencia.

En el Departamento de Comunicaciones y Convivencia. / M.M. (Almería)

“No es que en Suiza sea todo mejor. Para nada. Tenemos nuestros problemas o nuestros propios desafíos también. Por eso es muy importante y atractivo realizar estos intercambios. Así aprendemos los unos de los otros. Es la segunda vez que venimos a Almería. Ya hemos ido tres veces a Granada, a Grecia, a Bélgica... Me gusta cómo hacen las cosas en el CEPer Retamar y en todo el centro penitenciario. Hay un espíritu bastante liberal que hace posibles cosas que en otros lugares no hay. Están contentos de estar aquí, los profesores del CEPer Retamar me parecen un buen ejemplo”, ha destacado.

Entre los profesores de esta comitiva se encuentra Mélanie Perrottet, profesora en el centro penitenciario Bellechasse, en Mont-Vully (Cantón de Friburgo), quien tiene raíces españolas y resalta que El Acebuche es “muy grande, grandísimo comparado con lo que tenemos en Suiza, y además hacen un montón de cosas para los reclusos”. Sobre los maestros del CEPer Retamar, asevera que es una plantilla “muy abierta”y valora la oferta formativa del centro educativo con diferentes módulos y materias. “En Suiza sólo tenemos lengua y matemáticas. Esto parece increíble”, apunta, añadiendo que está segura de que esta experiencia le permitirá ver las cosas de “una manera diferente” una vez regrese a su país.

En el taller de metalurgia de la prisión. En el taller de metalurgia de la prisión.

En el taller de metalurgia de la prisión. / M.M. (Almería)

Marie Verdon es también maestra en el centro penitenciario Bellechasse, aunque realmente imparte clase en dos prisiones helvéticas. “Una tiene sólo 60 internos, es tan pequeña que no la puedo comparar -con El Acebuche-. La otra es una prisión abierta, es una granja. También tiene talleres y hay muchos internos que trabajan fuera en campos, con animales”, dice. La oferta del CEPer Retamar le parece “un sueño”, porque en Suiza “no tenemos tanto apoyo como mis colegas españoles”. “Me da la impresión de que en Suiza la educación -en prisiones- es importante, pero sobre el terreno no cuenta mucho, somos el pariente pobre del sistema”, incide, apostillando que hace años ya pudo hablar con el anterior director del CEPer Retamar, Juan Carlos Martínez -quien también los ha acompañado este lunes- y lo que más le gustó entonces fue que en Almería no se limitaba a demostrar que los internos tienen capacidades y habilidades, sino a “darles un diploma”. “En Suiza tampoco vamos a eso al final del proceso”, lamenta.

En el campo de fútbol de El Acebuche. En el campo de fútbol de El Acebuche.

En el campo de fútbol de El Acebuche. / M.M. (Almería)

Este martes serán informados sobre el proyecto aulaDCine y visionar un corto en el que narran en primera persona sus experiencias y lanzan un mensaje de libertad para que los jóvenes estudiantes no cometan sus errores y acaben entre rejas. Se trata de ‘El valor de la libertad’.

Más tarde habrá una nueva visita, en este caso a uno de los módulos del centro penitenciario, seguida por otra observación en el aula en el módulo 1 -el de mujeres-, la Unidad Terapéutica y Educativa (UTE) y el módulo 8.

El miércoles habrá un cambio de escenario, ya que los docentes suizos acudirán al Centro de Inserción Social (CIS) ‘Manuel Pérez Ortega’ ubicado en el Sector 20 de Almería, dónde conocerán el funcionamiento de la escuela en coordinación con los programas penitenciarios de inclusión social y recorrer las instalaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios