DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Máster Plan, primera fase

El Puerto-Ciudad coge altura con un acceso sobre la N-344 y un parque, ambos elevados

  • La propuesta del Máster-Plan convierte la Vía Parque en una avenida amable y crea una ‘alfombra verde’ desde la Rambla sobre el muelle de levante

Presentación de la primera fase del Máster-Plan en el Varadero Presentación de la primera fase del Máster-Plan en el Varadero

Presentación de la primera fase del Máster-Plan en el Varadero

Imagínense. Un nuevo acceso directo desde Poniente al Puerto, con enlaces a la autovía, libre de servidumbres y elevado, con una Vía Parque, descongestionada del actual volumen de tráfico y convertida en una avenida amable para el disfrute ciudadano con el parque Nicolás Salmerón en pleno uso. Imagínense. Un gran parque elevado desde la Rambla que recorra sobre las alturas el muelle de levante. Imagínense. El parque de Las Almadrabillas ampliado hasta el agua y hasta las playas del barrio de El Zapillo, pantalanes que terminan en zonas de baño flotantes sobre el mar. Imagínense el Máster Plan del Puerto.

Jerónimo Junqueras, arquitecto del Máster-Plan Puerto-Ciudad Jerónimo Junqueras, arquitecto del Máster-Plan Puerto-Ciudad

Jerónimo Junqueras, arquitecto del Máster-Plan Puerto-Ciudad / Rafa González (Almería)

Después de meses de trabajo, el equipo de arquitectos e ingenieros especializados en puertos de la unión temporal de empresas conformada por MC Valnera y Junquera ha presentado las primeras propuestas de actuación para la integración de la zona portuaria con la ciudad, desde el muelle pesquero hasta la playa de San Miguel.

Destierran la vieja idea de soterrar la Vía Parque y, en su lugar, plantean la construcción de ese acceso directo al Puerto elevado, que posibilite descongestionar la entrada a la ciudad desde Poniente al mismo tiempo que permitir la repropiación ciudadana de todo este frente litoral. Este acceso, que tendría enlaces con la autovía, es la pieza clave para el arquitecto Jerónimo Junquera, que presentaba la primera fase del trabajo encomendado ante las autoridades y representantes de la sociedad civil en el edificio de la antiguo Varadero. “Derribar el muro es siempre, en esta clase de operaciones, el lema, pero los muros no son un capricho, y aparecen y desaparecen” a lo largo de la historia, siendo, desde el punto de vista del experto, el “auténtico muro” la densidad de tráfico de la Vía Parque provocada por la pérdida de población de Almería capital, trasladada a Aguadulce, y que este proyecto de integración del Puerto-Ciudad también pretende recuperar a favor del casco histórico.

Uno de los planos de distribución de espacios con la idea del acceso elevado Uno de los planos de distribución de espacios con la idea del acceso elevado

Uno de los planos de distribución de espacios con la idea del acceso elevado

La idea lanzada, y que ahora debe ser objeto de reflexión y consenso entre la Autoridad Portuaria, el Ayuntamiento de Almería, los empresarios y la sociedad civil en su conjunto, es la construcción de ese acceso elevado, una “chamela de conexión” de 96.300 metros cuadrados, con medidas complementarias dirigidas a favorecer el acceso a la ciudad por el norte y la puesta en valor del parque Nicolás Salmerón. Aquí, en esta primera fase de la redacción del Máster-Plan, aún no se ha profundizado. “Hay que estrujarse la cabeza, es una maravilla, y apenas tiene uso”, comenta Junquera, quien tiene por delante abordar acciones en la franja de superficie de conexión con Pescadería-La Chanca. Pero, en su conjunto, el acceso, la avenida amable y un remozado parque Nicolás Salmerón conllevarán, desde la perspectiva de los creadores del Máster-Plan, a la recuperación del casco histórico. “Es una maravilla, posee una arquitectura fantástica y será un sitio a donde volver a vivir, donde la gente querrá regresar, como ocurrió en Madrid con el barrio de Salamanca”, enfatizaba Junquera en su exposición.

El presidente de la Fundación Bahía Almeriport, Diego Martínez Cano, presentó la intervención del arquitecto Jerónimo Junquera El presidente de la Fundación Bahía Almeriport, Diego Martínez Cano, presentó la intervención del arquitecto Jerónimo Junquera

El presidente de la Fundación Bahía Almeriport, Diego Martínez Cano, presentó la intervención del arquitecto Jerónimo Junquera

Otra de las piezas estratégicas es la creación del citado gran parque, también elevado, que arranque desde el final de la Rambla y sobrevuele el muelle de levante adentrándose en el mar. “Es la oportunidad de hacer un gran mirador”, contando con una superficie, la del muelle de levante, de 36.400 metros cuadrados, “una alfombra verde en continuidad con la Rambla, un parque elevado y ondulado, que deje abajo un microclima maravilloso”. Aprovechado para quienes hagan uso de otra de las propuestas lanzadas: la construcción de una terminal marítima, que puede funcionar como centro de ocio y cultural, o de restauración... “Decisiones que hay que tomar” al igual que la posibilidad, contemplada, de que sea espacio para que estacione el tren dentro de la perseguida conexión del puerto con el ferrocarril.

Los anteriores presidentes de la Autoridad Portuaria asistieron al acto Los anteriores presidentes de la Autoridad Portuaria asistieron al acto

Los anteriores presidentes de la Autoridad Portuaria asistieron al acto / Rafa González

La Almería del futuro no acaba aquí. Prosigue hacia el Cable Francés y un parque de Las Almadrabillas “tocando el agua” y extendiendo hasta la playa de San Miguel pantalanes que desembocan en zonas de baño flotantes.

Estas son las primeras piezas de un gran puzzle en el que también se ha tenido en cuenta el crecimiento previsto de la propia actividad del Puerto (comercial, pesquera y de pasajeros), a la que se le reserva 620.000 metros cuadrados donde reubicar prácticamente la totalidad de la actividad portuaria al puerto exterior, con unas “posibilidades de crecimiento enormes” y que permitirían conducir los tráficos “menos amables más lejos de la ciudad”, entre los que se incluyen los transportes de graneles o el tráfico de Ro-Ro, con una terminal propia.

Asimismo, los tráficos “más urbanos”, como los ferrys, quedarían reservados para la dársena interior, consiguiendo separarse de este modo de la mayor parte de las mercancías. La dársena de levante quedaría reservado a los cruceros. El estudio aboga además por mantener la dársena pesquera, si bien incide en la necesidad de reflexionar sobre este espacio que cuenta con “muchas instalaciones obsoletas”.

Jesús Caicedo y Ramón Fernández-Pacheco, junto a otras autoridades Jesús Caicedo y Ramón Fernández-Pacheco, junto a otras autoridades

Jesús Caicedo y Ramón Fernández-Pacheco, junto a otras autoridades

Tras esta presentación de “reflexión y análisis” en la que el equipo ha estudiado las actuaciones llevadas a cabo en otros puertos, como el de Málaga, Gijón o Lanzarote, con sus aciertos y errores, es momento de la toma de decisiones que llegarán, seguramente, tras las elecciones municipales, y de abordar después la segunda fase del Máster-Plan, con una mayor definición de las ideas, las cuales deberán ser objeto de nuevo decisiones políticas que prioricen los proyectos que, de forma progresiva, irán siendo licitados. Así las cosas, de fechas, no las hay concretas. Imagínense, también.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios