Almería

San Antonio Abad abre el paso al culto al patrón

  • Hoy tiene lugar su procesión por las típicas calles del pueblo, como antesala a la popular y vistosa de San Sebastián

La devoción a San Antonio Abad en Fiñana se remonta a tiempos inmemoriales, atravesando en su historia épocas en las que, para honrar al patrón de los animales, se solía criar entre todo el pueblo un cerdo, 'el marranico de San Antón', con el que se elaboraban después embutidos que se repartían entre los más necesitados.

Con el transcurso del tiempo y el culto a San Sebastián, patrón de la localidad, el discreto San Antonio Abad se ha acomodado a estar en un segundo plano, siendo la celebración de su onomástica la antesala de la procesión de San Sebastián, que tendrá lugar el próximo día 20 de enero -tras una semana de novenas-, con un recorrido salpicado de cohetes y parada ante las puertas abiertas de los vecinos que ofrecen, en un itinerario nocturno de más de diez horas, los productos típicos de la tierra para aguantar la jornada en vela.

San Antonio Abad, como los buenos prólogos, es el que resume en pocas líneas lo esencial de la fiesta mayor: los cohetes, la degustación de productos típicos y el camino a recorrer -en este caso de unas tres horas-. Su procesión tendrá lugar esta tarde, a las 20 horas, si bien está precedida por otros actos, el primero de los cuales tuvo lugar el día 15, con el traslado de la imagen desde la ermita a la Iglesia Parroquial.

Asimismo, a las 12:00 horas, se celebrará la misa que de manera especial se dedica a San Antonio Abad y en la que intervendrá el Coro de la Parroquia. Después de la homilía, se ofrecerá a los miembros de la Hermandad el tradicional refrigerio.

Al frente de los preparativos de la procesión está Sebastián Martínez, que realiza las funciones de Hermano Mayor. Mano a mano con José Fernández, Sebastián se ocupa de lrecaudar los donativos de los fieles, entre los que se cuenta gran parte de la población fiñanera, para sufragar los gastos de la procesión, como la pólvora. Este 2009 se van a quemar en la procesión más de 600 docenas de cohetes, 200 de los cuales arden en cuanto sale por la puerta la talla. Por su parte, el Ayuntamiento ha colaborado con 240 docenas y un aperitivo con vinos y embutidos de la tierra que ofrecerá a los asistentes después del evento.

Sebastián afirma que apenas hay novedades en la tradición, aunque "cada vez hay más movimiento", más gente que acompaña a San Antonio Abad en una procesión que anuncia la cercanía del día grande, el 20 de enero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios