Inmigración

La UFP alerta de varios casos de COVID-19 tras la llegada de 300 inmigrantes en 24 pateras

  • Reclaman también que los policías que presten servicios en el CATE del puerto de Almería dispongan "en todo momento de una mascarilla FFP2 o FFP3, y demás material de protección necesario para proteger su salud laboral

Imagen de archivo de inmigrantes llegados al Puerto de Almería. Imagen de archivo de inmigrantes llegados al Puerto de Almería.

Imagen de archivo de inmigrantes llegados al Puerto de Almería.

La Unión Federal de Policía (UFP) ha señalado que se han detectado "varios posibles casos de infección por COVID-19 durante el fin de semana" tras el trasladado al Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) del puerto de Almería de casi 300 personas rescatadas de 24 pateras.

Así consta en tres escritos de la UFP presentados al Defensor del Pueblo Andaluz, la Dirección General de la Policía y el comisario provincial de Almería, Rafael Madrona, en el que el sindicato policial señala que a estos posibles infectados se les aisla de los demás, "cosa que no se hace con el resto de acompañantes de la misma patera, que se hacinan con el resto".

"Esto incumple el protocolo de sanidad que rige a día de hoy en nuestra país, el cual determina el aislamiento de los contactos estrechos", expone la UFP.

El sindicato mantiene que "Almería se afianza COMO puerta de entrada de inmigrantes a territorio español en las últimas semanas" y afirma que el CATE llegó a tener el sábado a 233 inmigrantes en "unas instalaciones que deben de admitir no más de la mitad". "Esto supone que los inmigrantes permanecen un máximo de 72 horas hacinados", incide.

La UFP sostiene que el fenómeno de la inmigración ha propiciado que la plantilla de Almería actualmente esté desbordada y no pueda dar una respuesta adecuada y eficaz a la verdadera función que tiene encomendada las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la de garantizar la seguridad ciudadana".

Apuntan además que la semana del 18 de mayo se detectaron dos casos de COVID-19 en una patera y el procedimiento "fue el mismo, los acompañantes de la misma patera quedaron en libertad en vez de realizar cuarentena".

"Los policias nacionales que han trabajado este fin de semana en el CATE lo han hecho sin la mínima protección que UFP viene exigiendo desde el inicio de la pandemia, mascarillas FFP2 para todos. En este momento vamos a elevar una denuncie al servicio de riesgos laborales de la Dirección General de la Policía. Ya hemos tenido en el CATE un policía nacional que ha dado positivo en CCID-19 y no queremos tener más", exponen en su escrito al Defensor.

Además, consideran que los inmigrantes pasan en el CATE un tiempo insuficiente para determinar si están infectados de COVID-19. "Por tanto, se están poniendo en libertad personas que deberían pasar una cuarentena para determinar fehacientemente si están sanos o no", añaden.

Finalmente, en estos escritos la UFP realiza diversas peticiones, en función de la potestad del destinatario, como que se amplíe el catálogo de puestos de la Comisaría Provincial de Almería con más agentes para poder atender el CATE, y la adscripción inmediata en atribución temporal de funciones de un mínimo de 50 funcionarios a dicha plantilla.

Reclaman también que los policías que presten servicios en el CATE del puerto de Almería dispongan "en todo momento de una mascarilla FFP2 o FFP3, y demás material de protección necesario para proteger su salud laboral.

Solicitan asimismo que se impulse el reconocimiento del CATE corno calabozos policiales, "cumpliendo con la regulación actual con respecto a los mismo, así como a las medidas de seguridad y riesgos laborales pertinentes, y que se impulse la materialización de un protocolo que abarque todos los supuestos que se dan en la recepción de pateras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios