Almería

Vecinos de las casas con grietas trasladan su problema al alcalde

  • Los afectados se reúnen con el regente que mediará con Obrascampo y enviará a técnicos para comprobar si corre peligro la integridad de los residentes del Bulevar

La vivienda soñada durante toda una vida se resquebraja y las ilusiones se agrietan paulatinamente. La hipoteca ahoga, aprietan las entidades bancarias, pero las responsabilidades se diluyen y se deslizan como los terrenos sobre los que se asientan sus dúplex y tríplex. Los más de 250 vecinos del Bulevar de Huércal de Almería ven cómo sus 65 casas se abren cada día más a la par que crece vertiginosamente el miedo y la inquietud entre las familias.

Después de que el pasado sábado Diario de Almería adelantara la situación por la que están pasando estos huercalenses, los afectados fueron recibidos ayer a primera hora por el alcalde de Huércal de Almería, Juan Ibáñez. La plataforma vecinal trasladó al primer edil sus preocupaciones y le instaron a tomar cartas en el asunto para solventar el problema que viven desde hace unos meses.

Ante el continuo agrietamiento de sus paredes y calles, los vecinos llegan incluso a temer por su integridad física. Por lo tanto, una de las peticiones que hicieron a Ibáñez fue las de unos técnicos que corroboren que sus vidas no corren peligro alguno. El alcalde recogió la propuesta y confirmó que esta misma semana acudirán técnicos de la Diputación Provincial de Almería para hacer un informe que detecte los posibles peligros que acucian a estos huercalenses.

Laureano García, uno de los habitantes en las calles Paseo del Generalife y Giralda de Sevilla, las dos vías más afectadas, aseguraba ayer a este medio "que el encuentro con el alcalde lo valoramos como positivo porque al menos nos ha dicho que hará todo lo posible para que este infierno se acabe".

No es para menos, ya que los daños van in crescendo como asevera García. "El día que no aparece una grieta, se cae un trozo de techo, pero siempre va a peor", comenta resignado. Hay separaciones de dos dedos de distancia, baldosas que saltan por la presión y enormes rajas en las calles.

Los vecinos pidieron también al máximo edil una mediación con la empresa constructora, Obrascampo, para que asuma sus responsabilidades. El alcalde asegura que "ya han localizado la nueva dirección de la empresa y se le notificará con correo en mano para que tengan fiel constancia de lo sucedido". Ibáñez instará a la empresa a solventar el problema que afecta también al Ayuntamiento, ya que hay vías afectadas y el consistorio al no haber todavía recepcionado la obra podría usar la fianza depositada por la constructora para arreglar estas calles que "serán reparadas de forma inmediata", aseguró el alcalde.

El equipo de gobierno no descarta tomar medidas judiciales en un futuro si la empresa no responde, aunque de momento se limitará a comunicar lo sucedido a la constructora. Los vecinos lo tienen más claro y aseguran que "tenemos asumido que vamos a ir pleito y contrataremos a un técnico por nuestra cuenta para que dilucide el origen de lo que ha pasado aquí", apostilla Laureano García.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios