La prisión ante el coronavirus

Videollamadas para que los internos contacten con sus lejanas familias

  • El Acebuche cuenta con cuatro móviles para que los presos puedan hablar con sus seres queridos durante la crisis del COVID-19

Videollamadas para que los internos contacten con sus lejanas familias Videollamadas para que los internos contacten con sus lejanas familias

Videollamadas para que los internos contacten con sus lejanas familias / D.A. (Almería)

Como el resto de los ciudadanos, los internos del centro penitenciario El Acebuche tienen familias preocupadas por su bienestar en mitad de la crisis sanitaria más importante de las últimas décadas. Por ello, desde la prisión dirigida por Miguel Ángel de la Cruz ya se han puesto en marcha diferentes iniciativas para que puedan trasladar a sus seres queridos cómo se encuentran, y a la vez poder hablar con ellos y comprobar cómo sigue todo por casa. Por ejemplo, ya se potenció la posibilidad de llamar al exterior, sin cobrar a los presos sin recursos, e incluso la remisión y recepción de cartas.

Desde esta semana, los reclusos cuentan con una nueva herramienta a su disposición, cuatro smartphones con los que poder realizar videollamadas y compartir momentos con esas personas que, a veces, se encuentran demasiado lejos y cuyos rostros no habían podido contemplar durante mucho tiempo. Y es que en El Acebuche hay internos originarios de países como Marruecos, Senegal, Rusia o Rumanía, por citar sólo algunos, que habitualmente no tienen la posibilidad de recibir la visita de sus familiares, y que en algunos casos no disponen ni de recursos para poder telefonear a su hogar en circunstancias normales.

Algunos presos no habían hablado con sus allegados desde hacía más de cinco años

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha sido la que ha remitido a los centros penitenciarios dependientes de la Administración General del Estado 205 terminales de telefonía móvil, para “paliar la restricción de las comunicaciones” derivada del Real Decreto del Estado de Alarma. Con ellos, los internos que lo soliciten podrán comunicar mediante videollamada con sus familias o sus letrados. Según el protocolo que la Dirección de Ejecución Penal ha remitido a los establecimientos penitenciarios, son los directores de los centros quienes ordenan su uso entre todos los internos que lo soliciten “garantizando las medidas higiénicas adecuadas para evitar posibles contagios”.

Videollamadas para que los internos contacten con sus lejanas familias Videollamadas para que los internos contacten con sus lejanas familias

Videollamadas para que los internos contacten con sus lejanas familias / D.A. (Almería)

Precisamente, De la Cruz ha valorado en declaraciones a este periódico que se trata de una iniciativa “muy positiva, que ha sido recibida con alegría y satisfacción por los internos, de forma que hemos recibido numerosas peticiones”. “Algunos de ellos, de Rusia o Rumanía, llevaban cinco o seis años sin hablar con su familia y ahora han tenido la oportunidad de verlos. Estamos encantados con esta experiencia”, ha apostillado el director de El Acebuche.

Los teléfonos están permanente controlados y custodiados por un funcionario responsable, que vela para que las conversaciones se desarrollen con normalidad y sin incidentes.

Las videollamadas, de 10 minutos de duración, se realizan en espacios en los que se garantice la intimidad y la seguridad de la comunicación, en cabinas separadas sin contacto entre aquellas personas que hacen uso de los terminales.

Minutos atesorados como si fuesen de oro por unos reclusos que pueden reír y llorar de emoción y alegría con sus hijos, mujeres y padres. Algo mucho más valioso para ellos que cualquier otra medida en estos tiempos de incertidumbre y miedo por cómo lo están pasando los demás. Una puerta más que se abre para darles libertad a pesar de que por diferentes motivos tengan que permanecer ingresados en esta cárcel, ya sea porque contra ellos pese una sentencia que los condena o porque están allí de forma preventiva a la espera de juicio.

Videollamadas para que los internos contacten con sus lejanas familias Videollamadas para que los internos contacten con sus lejanas familias

Videollamadas para que los internos contacten con sus lejanas familias / D.A. (Almería)

Esta actividad sólo esta controlada visualmente por un funcionario para evitar el uso inadecuado del terminal, como la toma de fotografías, exceptuando los casos en los que se haya decretado la intervención de las comunicaciones.

Pero es que, además, los Servicios de Orientación Jurídica, que quedaron suspendidos por el estado de alarma, se están reactivando mediante la implantación en los centros penitenciarios de mecanismos tecnológicos que permitan la comunicación de los internos mediante videollamadas y videoconferencias RDSI con los respectivos colegios de abogados.

Los terminales también pueden ser utilizados para los Servicios de Orientación Jurídica

Mientras se completa su implantación, se ha posibilitado que los letrados de Orientación Jurídica puedan contactar con los internos a través de los teléfonos que se han facilitado a las prisiones y, excepcionalmente, por locutorio, siempre que las condiciones sanitarias del interno permitan su desplazamiento.

Videollamadas para que los internos contacten con sus lejanas familias Videollamadas para que los internos contacten con sus lejanas familias

Videollamadas para que los internos contacten con sus lejanas familias

La comunicación con los abogados defensores está totalmente garantizada, han manifestado desde Instituciones Penitenciarias.

Tras la suspensión de las comunicaciones como mecanismo de protección contra la infección por COVID-19, Instituciones Penitenciarias decretó el aumento de las llamadas telefónicas a las que tienen derecho los internos. De las 8 reglamentarias a 15. Además se estableció la gratuidad de las llamadas para los internos sin recursos económicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios