Acogimiento familiar

Quince niños buscan familia de acogida en Almería

  • Voluntarios de Cruz Roja salen a la calle para informar a los ciudadanos del programa de Acogimiento Familiar y concienciar sobre los niños que necesitan un hogar

  • Realizan un reparto de folletos y baberos en la Calle Reyes Católicos con motivo del Día de las Familias 

Una madre con su bebé de acogida de tan sólo unos meses de edad Una madre con su bebé de acogida de tan sólo unos meses de edad

Una madre con su bebé de acogida de tan sólo unos meses de edad / Javier Alonso (Almería)

Cruz Roja busca en la provincia de Almería familias solidarias para acoger de manera temporal a 15 niños, la mayoría de menos de seis años de edad. Son menores que actualmente están en centros tutelados por la Junta de Andalucía y para los que se busca de forma incansable que puedan vivir con familias, en el calor de un hogar y con el cariño, valores y beneficios que reporta crecer en una familia y en un entorno de normalidad.

En Almería más de un centenar de familias acogen en su hogar a niños que se encuentran en situación de desprotección. Son muchas, “porque es una provincia solidaria y lo demuestra cada año”, como asegura Mari Carmen González, responsable del programa de Acogimiento de Cruz Roja Española en Almería, pero no son suficientes para dar cabida a todos menores que actualmente residen en la red de centros de acogida de la Junta de Andalucía en los que “están en buenas condiciones, pero una alternativa familiar les reporta que el menor pueda desarrollar el vínculo afectivo, conformar los patrones de apego tan necesarios para el desarrollo emocional y social del menor y donde los niños se convierten en personas estables y dotados de confianza en sí mismos” . Aunque el mejor entorno de crecimiento para un niño es obviamente su propia familia, a veces las circunstancias convierten eso en algo imposible, ya sea de forma permanente o, como en la mayoría de casos a día de hoy, de manera temporal.

La responsable del programa de Acogimiento Familiar de Cruz Roja, Mari Carmen González, durante el reparto de baberos en Reyes Católicos La responsable del programa de Acogimiento Familiar de Cruz Roja, Mari Carmen González, durante el reparto de baberos en Reyes Católicos

La responsable del programa de Acogimiento Familiar de Cruz Roja, Mari Carmen González, durante el reparto de baberos en Reyes Católicos / Javier Alonso (Almería)

El Departamento de Acogimiento Familiar de Cruz Roja Española en Almería ha querido salir a la calle en el Día de la Familia que se celebró ayer para acercarse a las personas, difundir información sobre el programa de acogimiento y concienciar sobre la labor que muchos almerienses pueden hacer por niños y niñas que necesitan un hogar. Organizaron una acción street marketing en la calle Reyes Católicos con un reparto de baberos y folletos informativos con el objetivo de captar el interés público y poner el foco en la atención a la infancia y que estos niños puedan tener las mismas posibilidades y opciones que cualquier otro menor”.

"Ya he acogido a doce niños y la recompensa es inexplicable"

Mónica, Estrella y Raquel son tres madres que ya han experimentado el sentimiento y satisfacción de haber dado cariño y un hogar a niños menores de edad. Una de ellas ya supera la docena de acogimientos, Estrella, y asegura que no hay nada que le haya reportado tanta felicidad como servir de puente para los niños que han pasado por su casa hayan podido encontrar un hogar y la normalidad para poder crecer feliz, seguro y con las mismas cosas que pueden tener sus hijos biológicos. Es además la presidenta de la Asociación de Familias Acogedoras de Almería, Familia por Derecho. “Por mi casa ya han pasado doce menores de edad en las distintas modalidades. Empecé probando y la verdad es que estoy convencida de la labor que estoy haciendo. Sin lugar a dudas, es una decisión importante que tiene que tomar la familia en conjunto, pero le diría a la gente es que se animen, porque la recompensa interior es inexplicable. El momento de la despedida es todo lo duro que cada uno lo quiera ver. En mi caso, lo que pienso es que si un niño ha venido a mi casa es porque tiene un problema y que cuando se marcha es porque ya no lo tiene. Eso es lo que me reporta la felicidad, porque yo he sido el puente para que el niño pueda estar feliz, seguro y crecer con una familia en una situación de normalidad”.

Mónica explica que conoció el programa y se dio cuenta de que en su casa, pese a tener tres hijos, aún cabía uno más. “Estaba convencida de que podía dar a otro niño todo lo que necesita para poder crecer feliz. Me animé y ya son dos años los que llevo en el programa, con ganas de continuar”.

158 menores acogidos el año pasado

Gracias a esta iniciativa impulsada por Cruz Roja en colaboración con la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, el año pasado 158 niños y niñas encontraron el cariño de una familia que los acogió. Y en 2018 fueron 131 las familias que formaron parte de proyecto de vida cuyo único fin es que estos menores vivan la infancia como se merecen, independientemente de la familia que tengan o del lugar en el que hayan nacido.

La misión de Cruz Roja en este sistema consiste en realizar la captación de las familias acogedoras, dar la formación oportuna y valorar la idoneidad de las mismas, preparar a los menores, realizar un seguimiento del acogimiento, supervisión de visitas, establecimiento de planes de apoyo y acompañamiento y creación de grupos de autoayuda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios