Coronavirus Almería El obispo aconseja servirse de los medios de comunicación tradicionales para seguir las Misas en directo

  • González Montes agradece el interés de los sacerdotes que durante estos días están retransmitiendo las Eucaristías en directo pero dicta varias pautas para evitar los comentarios en directo de los usuarios, los anuncios en las plataformas o las Misas en diferido

Adolfo González Montes, obispo de Almería. Adolfo González Montes, obispo de Almería.

Adolfo González Montes, obispo de Almería. / Javi Alonso

El obispo de Almería, Adolfo González Montes, ha emitido esta mañana un decreto a todos los sacerdotes de la Diócesis ante la celebración de una nueva Semana Santa, la cual este año viene marcada por la situación sanitaria mundial que nos acontece. 

Dentro de dicho decreto, Monseñor se ha pronunciado acerca de las retransmisiones de las Misas en directo durante estos días de confinamiento. "Durante las semanas de confinamiento se vienen produciendo algunas retransmisiones de algunos párrocos de celebraciones de la santa Misa y otros actos litúrgicos o devocionales. Es de alabar el interés puesto por algunos sacerdotes con ánimo de ayudar a los fieles a seguir de manera virtual la celebración eucarística y otros actos de piedad. Sin embargo, conviene hacer algunas observaciones".

Contra esto, el obispo ha dictado ciertas recomendaciones respecto a estas retransmisiones. "No todas las redes y medios de comunicación tienen la misma programación ni los mismos objetivos, al proporcionar la imagen que transmiten, ni tampoco transmiten en las mismas condiciones comerciales". Además, con respecto a la transmisión en Redes Sociales, el decreto indica que "con la utilización de estas redes y/o medios de comunicación no se alcanza el objetivo religioso que se pretende ofrecer. Además, se impide, de hecho, la comunión espiritual con el misterio sacramental que se está celebrando. Ocurre de este modo porque, al ser la retransmisión constantemente interferida por comentarios y cuñas publicitarias, se hace imposible la comunión espiritual". Junto a todo esto, incide en el decreto, "hay redes en las que se hallan conectados grupos de amigos y conocidos que cuentan con miembros que carecen del interés religioso de quien actúa la transmisión de los actos de culto. Si la finalidad del que transmite es ofrecer a los feligreses de la comunidad parroquial la santa Misa o los actos litúrgicos y devocionales, se yerra en el objetivo. Una red de amigos, a veces de diferentes lugares y contextos no son la comunidad parroquial a la que se quiere servir".

Por todo esto, "sin considerar que en estas transmisiones de las redes entran otros intereses y, en algunos casos, objetivos que de ningún modo se contemplan en este Decreto, cabe tomar en consideración que hoy los fieles pueden servirse de medios de comunicación suficientes para el fin religioso que quieren obtener las transmisiones mencionadas. Tanto la santa Misa como diversos actos de piedad, así como acontecimientos religiosos, son retransmitidos por televisiones públicas y privadas, como sucede con RTVE y 13TV, igual que por las cadenas de Radio como COPE y otras 7 estatales, privadas de iniciativa social y de la Iglesia. Estos medios de comunicación ofrecen a los fieles la santa Misa y otros actos de culto y devoción, por cuyo medio se logra el verdadero objetivo de la retransmisión: la comunión espiritual con la realidad sacramental y devocional que se facilita en directo". De igual modo, indica González Montes que se avise del horario de la retransmisión en directo de la Eucaristía, excluyendo "servirse del grabado que sólo proporciona un visionado efímero de algo que fue realidad y ya no lo es".

Por último, indican desde la Diócesis a este respecto, "con el fin de ofrecer la santa Misa celebrada en la Catedral de la Encarnación a los fieles diocesanos, especialmente las personas enfermas y las que por razones de movilidad y otras no pueden salir de casa y se sirven de la carta de servicios religiosos, hemos comenzado su transmisión. Ofrecemos así la posibilidad de incorporarse espiritualmente también a la celebración litúrgica del Obispo diocesano y del Cabildo Catedral. La transmisión se realizará por el canal YouTube, inaugurado el V Domingo de Cuaresma, que continuará ofreciendo la retransmisión de la santa Misa dominical a las 11:30 horas y la recitación de laudes y Misa cada día a las 9,00 h. Para paliar la situación de confinamiento los fieles pueden seguir la retransmisión de los santos oficios de Semana Santa, cuyo horario se adjunta a este decreto".

Revuelo durante toda la mañana

El tema no ha dejado de causar revuelo durante toda la mañana de este jueves ya que muchos fieles y feligreses han entendido dicho decreto como una prohibición de esta retransmisión de las Misas en directo a través de los distintos canales citados (Facebook, Instagram, Twitter o Youtube). 

"El obispo nos ha dicho que no es recomendable que usemos ciertas Redes Sociales para retransmitir Misas pero en ningún momento nos lo ha prohibido. Es cierto que en las retransmisiones, los comentarios pueden dispensar a lo verdaderamente importante, que es la Eucaristía. Y en Youtube, por ejemplo, aparecen anuncios en mitad de la celebración. Por eso ha recomendado que se sigan las Eucaristías en La 2, en 13 TV o en Radio María pero de ningún modo nos ha prohibido que sigamos emitiendo nuestras Misas", indica un sacerdote de la ciudad a Diario de Almería

"No lo ha prohibido solo ha dicho que s tenga cuidado con lo que se emite. Hay plataformas que lanzan anuncios y eso no puede ser. Además, las Misas deben de ser en directo, no en diferido", narra otro sacerdote de la provincia a este medio. "El fin es hacer que la comunidad viva la celebración de la Eucaristía y para ello el obispo ha recomendado otros canales, de televisión y radio, para evitar estos anuncios, comentarios y para llegar a un público más amplio", finaliza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios