Sociedad

Los activistas palestinos Manal Tamimi e Izzat Karaki hablan de la ocupación israelí

  • Amnistía Internacional ha denunciado reiteradamente las violaciones de derechos humanos en los territorios ocupados por Israel

Los activistas palestinos Manal Tamimi e Izzat Karaki hablan de la ocupación israelí Los activistas palestinos Manal Tamimi e Izzat Karaki hablan de la ocupación israelí

Los activistas palestinos Manal Tamimi e Izzat Karaki hablan de la ocupación israelí / Rafael González (Almería)

Manal Tamimi e Izzat Karaki, activistas palestinos por los derechos humanos hablaron ayer en la sede de Amnistía Internacional Almería de la opresión a la que está sometido el pueblo palestino por parte de Israel. Por la mañana estuvieron en el IES Azcona de la capital almeriense para llevar su mensaje a los jóvenes estudiantes. Ambos llevan más de diez años de activismo pacífico para acabar con esta ocupación.

Manal Tamimi, miembro del Comité de Coordinación de la Lucha Popular, señaló que “los colonos se han apropiado de dos terceras partes del territorio palestino, construyendo las colonias en las colinas con el doble objetivo de mejorar su seguridad y dominar el territorio” así mismo “existe una ley que dice que el ejército puede ocupar el territorio que los dueños no trabajen” denunció.

Tamimi comenzó su lucha manifestándose pacíficamente los viernes en su pueblo natal, una localidad de 600 habitantes en Cisjordania, una lucha necesaria pues “además de expropiar el territorio también expropian nuestra historia, bajo la ocupación no hay vida” afirmó.

Izzat Karaki, miembro de la organización Youth Against Settlements, habló de los controles a los que son sometidos “desde 2015 cada palestino que vive en Hebrón está numerado, estamos obligados a presentar este número para pasar controles y circular por la ciudad, vivimos oprimidos bajo un régimen militar”. Frente a los colonos que disfrutan de todo tipo de servicios, los cuarenta mil palestinos que vivimos en Hebrón “carecemos de agua, educación, ambulancias” en definitiva, una política que pretende obligar a los palestinos a emigrar.

“Los colonos disponen de forma gratuita de luz, agua, educación y sanidad. Mientras tanto los palestinos no tenemos nada. Y todo esto ocurre mientas los gobiernos del mundo guardan silencio” se lamenta Karaki.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios