El lado oscuro de Almería

Cómo actúan los delincuentes

  • Por desgracia para la gente honrada, hay muchos tipos de criminales. Ladrones, maleantes, asesinos... Cada modalidad tiene sus propias variantes, y cada versión sus propias reglas

Un agente de la Guardia Civil toma muestras de un vehículo sustraído en Garrucha. Un agente de la Guardia Civil toma muestras de un vehículo  sustraído en Garrucha.

Un agente de la Guardia Civil toma muestras de un vehículo sustraído en Garrucha.

La organización delictiva, en todos sus niveles, se construye alrededor de una estructura similar a cualquiera que se maneje en el ámbito legal. Es bien conocido el léxico utilizado por los maleantes, hablando de ir a trabajar o de cumplir con un trabajo respetando días, horarios y estrategias. Actualmente nada queda a la improvisación.

Existen los compañeros y los grupos de trabajo y toda una estratificación, alrededor de la cual existe un cierto respeto interno, por la organización y por las jerarquías delictivas. Desde que España abrió fronteras han ido llegando lo mas “granado y florido” de cada país amigos de lo ajeno semi camuflados con gente honesta y honrada que han venido hasta España en la búsqueda de un mejor horizonte. A continuación recogeremos en una lista las diferentes categorías de criminales, cómo trabajan y cómo piensan.

Los Asaltantes

Son los de mayor prestigio en esta escala. Actúan contra camiones repartidores de alimentos y bebidas, almacenes o pequeños supermercados marginales, fábricas, y últimamente en términos ocasionales polígonos industriales y también en domicilios.

Se dedican a los objetos de mayor valor y no utilizan la violencia en la mayoría de los casos. Son profesionales y actúan con inteligencia (los que se comportan agresivamente, generalmente están drogados o alcoholizados y no son expertos).

Estos profesionales, rechazan a los delincuentes violentos, diciendo que son la vergüenza del gremio y revindican los códigos impuestos por ellos mismos.

Los atracadores de bancos en el ámbito de los ladrones comunes o en el hampa, son mínimos y representan 1,8%, si se considera el total de los delitos cometidos por cada uno de ellos, en todo el transcurso de su vida delictiva.

Los Internacionales

Su ámbito de trabajo no es sólo un barrio, sino que se mueven por donde haya trabajo Reinvierten sus ganancias en diferentes formas, blanqueando su dinero en bienes raíces, medios de transportes o negocios, como restaurantes, pubs, grandes supermercados etc

Tienen gran prestigio y generalmente saben escapar de los compromisos legales.

Hay un subgrupo que trabajan en el "descuido" robando maletines o bolsos en aeropuertos Internacionales o en los Bancos, distrayendo a la víctima con distintas técnicas especialmente cogoteros y los protagonistas del “timo de la mancha”. Trabajan en pareja y suelen vestir elegantemente. Ayudan a los menos afortunados y son el ideal para los que recién comienzan en su carrera delictiva.

Los Ladrones a domicilio

Son delincuentes especializados en robos de casas particulares, negocios o fábricas, se autodenominan especializados en "cortinas".

Los más especializados roban solo joyas y dinero en las casas particulares, pero no trabajan en presencia de gente (eligen sitios deshabitados). Los murcigleros se llevaron la palma

Los Ladrones de casas improvisados, no siguen una regla fija y suelen actuar bajo el efecto de estimulantes. De hecho, roban para seguir alimentando su vicio.

Ante la presencia de este tipo de ladrones, es conveniente no reaccionar ni llamar su atención, hacerles caso y dejarlos ir lo antes posible. Son los más despreciados por las propias organizaciones delictiva.

Los tironeros

Roban por sorpresa. Existen diferentes categorías:

a) el que arranca cadenas, cámaras de fotos o vídeos, carteras, etc.

b) el que "trabaja" en las grandes aglomeraciones o en el mercados y saca el monedero o carteras de bolsillos

c) el que aprovecha sus habilidades manuales para sacar dinero de los bolsillos o carteras sin que la victima sede cuenta, y que no necesita demasiado tiempo para cumplir su objetivo. A estos de les conocen como poqueros/as descuideros ,etc

Muchas veces, finge chocar con su a su objetivo tratando de detectar la cartera billetes o le observa el dinero cuando usted lo exhibe al pagar una cuenta en algún negocio. Trabaja agachado detrás de su víctima y mete sus dedos en su bolsillo, arrancando semi encuclillas y perdiéndose entre los transeúntes (tienen gran talento para su trabajo). Conseguida la cartera “pasan el burro” a un consorte, es decir a un complice.

Tienen terrenos definidos de acción y cumplen con ciertos limites de horario. Algunos se especializan en las salidas de los bancos y en estos casos uno de ellos observa la víctima (cuanto dinero, lugar en que lo guarda, etc.) y avisa al compañero que lo espera afuera y arrebata el botín, pudiendo ambos andar de a pie o en moto o taxi.

Ladrones de vehículos

Son especialistas en robos en el interior de los automóviles, desde donde extraen radios y objetos de valor o herramientas. Se manejan con las siguientes herramientas:

-destornilladores

-bujías (para quebrar los vidrios)

-palancas

-ganzúas

Y no suelen llevar armas de fuego. Algunos se especializan en robar autos completos, los que venden a bajísimos precios a chatarreros ilegales.

Los descuideros

Roban ropa en comercios, utilizando fajas elastizadas en donde introducen la ropa que puede llegar a sumar una cantidad relevante.

Trabajan con otro compañero/a o niños que distrae al vendedor. Algunos se dedican a las prendas de colección y otros roban lo necesario.

Los timadores

Son grandes actores. Cuentan historias y envuelven a sus víctimas. Se identifican por su ansiedad y apuro y hasta incluso por vestirse mimetizándose con su falso relato.

Un cuento conocido: Uno de los delincuentes, vestido elegantemente deja caer

un "fajo de billetes" y sigue su camino, en vista de lo cual el otro compañero (de incógnita) lo recoge y se lo muestra al crédulo diciéndole que se lo repartan.

Entonces, le solicita a la víctima un objeto de su pertenencia (reloj, más dinero, etc) a cambio del dinero, o bien, lo lleva a algún lugar menos transitado con la excusa de repartir mejor el botín, y lo asalta junto a su otro cómplice.

Los sirleros

Asaltan violentamente utilizando armas blancas, como cortaplumas automáticas, cuchillos artesanales de diversos tamaños, punzones y a veces armas de fuego.

Los que roban en cualquier lado, son los más peligrosos porque no tienen una planificación previa y actúan generalmente bajo los efectos del alcohol o drogas.

Obtienen botines de bajo nivel como ropa usadas o relojes, sortijas, carteras con dinero, bicicletas etc. Los que proyectan sus trabajos, suelen ser menos violentos y atacan apersonas de mayor poder adquisitivo, tras un seguimiento previo asegurándose que tengan dinero en ese momento.

Los ocasionales

Roban sólo por necesidad. No viven del robo y habitualmente se hacen pasar por ladrones profesionales (se adjudican historias de robos espectaculares).

Algunos roban por necesidad primaria y otros para alimentar sus vicios.

Trabajan sobre cualquier objetivo a la vista que les de lo que necesitan y son peligrosos por su grado de ineptitud y egocentrismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios