Almería

Más de 130.000 almerienses se asientan en barrios pobres

  • El 37% lo hacen en la capital, donde está el barrio con más paro de la provincia, LA Chanca (61%)

  • El analfabetismo en estos roza el 40%

En el barrio de Los Almendros sus vecinos estuvieron meses sin agua potable en sus viviendas. En el barrio de Los Almendros sus vecinos estuvieron meses sin agua potable en sus viviendas.

En el barrio de Los Almendros sus vecinos estuvieron meses sin agua potable en sus viviendas. / rafael gonzález

Comentarios 1

Almería es una de las provincias andaluzas en cuyas zonas desfavorecidas viven más personas. Un total de 130.299, lo que supone el 14,15% de la población. Muy por encima de otras como Huelva (6,29%) y por debajo de algunas como Cádiz, con el 22,27% (203.574 personas).

El último estudio de Zonas Desfavorecidas de Andalucía elaborado por la Junta pone de manifiesto que Almería es la única provincia en la que la población en zonas pobres tiene una mayor concentración en los municipios mayores de 20.000 habitantes y menores de 100.000 habitantes. El reparto queda de la siguiente forma, 48.919 personas (el 37% del total) viven en barrios pobres dentro de la capital, 72.660 (55,76%) lo hacen en municipios de entre 20.000 y 100.000 habitantes y 8.721 (6,69%) en pueblos de menos de 20.000.

El estudio pone de manifiesto datos que personalizan sobre los barrios más pobres de la provincia y que vienen a reflejar los últimos que proporcionó el Ministerio del Interior en su Análisis Urbanístico de Barrios Vulnerables. El barrio con más paro de la provincia de Almería es La Chanca, alcanzando el 61,14% dentro de una población de más de 10.000 habitantes. El porcentaje de población analfabeta alcanza el 46,03% y las viviendas en mal estado son dos de cada diez.

La Carretera de la Mojonera, en Roquetas de Mar, tiene un 57,48% de paro y su porcentaje de población analfabeta es la más alta de la provincia, rozando el 24%. Otros barrios vulnerables con datos elevados de paro son El Puche (40,09%), la Fuentecica y el Quemadero (44.35%), Araceli-Piedras Redondas-Los almendros (44.64%), el Barranquete de Níjar (31,93%), La Gangosa-Vistasol en Vícar (35,36%), Las Norias-San Agustín en El Ejido (37,04%), la Venta del Viso en La Mojonera (29,60%) o Pampanico, también en El Ejido, en un 29,92% de paro entre sus habitantes.

La media de parados en estos barrios se sitúa en el 40%, mientras que la población analfabeta y sin estudios roza el 16%. Las zonas más desfavorecidas suelen crearse en aquellas localidades con más acumulación de población. Por ello, Almería capital, Roquetas y El Ejido cuentan con la mayor parte de estas. Aunque lo cierto es que se mejora favorablemente. Por ejemplo, el municipio de El Ejido ha conseguido reducir el nivel de vulnerabilidad de Santa María del Águila de nivel alto a nivel bajo en los últimos 30 años y trabaja para mejorar las condiciones de la Loma de la Mezquita.

Roquetas de Mar ha logrado mantener en niveles muy bajos la vulnerabilidad de algunos espacios situados en centro-este haciéndolos casi desaparecer en las últimas tres décadas, pero no logra hacer lo propio con la carretera de la Mojonera en su entorno, que ha pasado de un nivel bajo de vulnerabilidad a uno muy alto en la última referencia que indica el informe del Gobierno.

En Almería capital el entramado es más complejo porque desde 1991 la pobreza ha cambiado de barrios a pesar de que la mayoría se asienta en la zonas tradicionalmente desfavorecidas tales como La Chanca, San Cristóbal, Araceli o Los Almendros, con un nivel de vulnerabilidad medio, y el barrio de El Puche, que sigue soportando la mayor tasa de pobreza de la capital con nivel muy alto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios