juicio gabriel cruz

Ana Julia: "Simplemente le tapé la boca, no quería matar al niño, quería que se callara"

Ana Julia llega por segundo día consecutivo a la Audiencia Ana Julia llega por segundo día consecutivo a la Audiencia

Ana Julia llega por segundo día consecutivo a la Audiencia / Rafael González (Almería)

Comentarios 0

Ana Julia Quezada, la autora confesa de la muerte del niño Gabriel Cruz, ha afirmado hoy que vio al menor dirigirse a ella con un hacha en la mano y que le dijo que era "fea", que no quería que estuviera con su padre y que se fuese a su país.

"Le dije, te vas a hacer daño, deja el hacha. Me dijo: Tú a mí no me mandas, que no eres mi madre, que tienes la nariz fea, que no quiero que estés con mi padre, que quiero que te vayas a tu país", ha manifestado Quezada en su declaración.

"Simplemente le tapé la boca, no quería matar al niño, quería que se callara", le puso la "mano derecha en la boca y en la nariz, no recuerdo en la nuca o dónde", afirmando que estaba "muy nerviosa".

En otro momento de la declaración, en respuesta a la fiscal Elena Fernández, Quezada ha explicado que se había encontrado al niño entre unos matorrales, "a la derecha" de la salida de la vivienda de su abuela en Las Hortichuelas Bajas, en Níjar y que le había dicho que lo llevaría con sus amigos en "10 o 20 minutos".

"Le dije, qué haces ahí. Me dijo que estaba haciendo tiempo para que comiesen los primos. Le pregunté si quería venirse conmigo a Rodalquilar aunque no pintemos, ventilamos la casa y te traigo en 10 o 20 minutos con tus amigos y se vino conmigo", ha afirmado.

Sus primeras palabras han sido para declararse inocente de los cargos de asesinato que fiscalía y acusación piden para ella. Durante la vista oral, Ana Julia no responde a las preguntas de la acusación. Quezada solo admite que mantuvo una discusión con el pequeño alegando que "cogió un hacha y que para que se callara le tapó la boca". 

La camiseta

Ana Julia confiesa que fue ella quien colocó la camiseta que ella misma fingió encontrar y que entregó a la Guardia Civil: "Coloqué ahí la camiseta porque quería que me encontraran. No podía más con el sufrimiento y no tenía valor de decírselo a la Guardia Civil".

Desentierro del cuerpo 

"Dejé a Ángel con Patricia, que estaba en Las Negras, cogí a mi perrita y le dije a Ángel, me voy. Y me fui a Rodalquilar. Destapo a Gabriel, le quito la tierra de encima, quite las maderas. Le intentó tocar pero no puedo y abro mi coche y cojo una toalla, que las llevo porque mi perra echa mucho pelo, se la echo por encima a Gabriel y lo echo en el maletero de mi coche".

Quiso suicidarse

La acusada afirma que el día que extrajo al menor del hoyo en el que lo enterró, tenía pensado suicidarse en la casa de su pareja en Vícar y dejar dos cartas solicitando perdón al padre del menor y a su hija Judith.

"No decidí ir a la finca para deshacerme del cuerpo de Gabriel. Perdóname Judith, perdón a todo el mundo. La finalidad que tenía era ir con mi perrita y dejar a Gabriel en el garaje y subirme a casa, escribir dos cartas, una para Ángel y otra para mi hija, explicándoles lo que había pasado y pidiéndoles perdón", ha dicho.

Según ha manifestado, iba a dejar a su perra en la cocina "con bastante agua y comida y la puerta de la terraza abierta, dejarla ahí, coger todo el medicamento que llevaba, tomármelo y echarme en el sofá".

Lloros y contradicción

Ana Julia ha sido reprendida por el tribunal debido a los continuos lloros y sollozos, pues entienden que de esa forma su declaración no puede ser comprendida.

La acusada ha caído en una primera contradicción, durante los dias de búsqueda, Ana Julia afirmó que habia vestido al pequeño Gabriel el día en que desapareció. Su versión ante el juez es esta: "Ángel se marchó a trabajar y sobre las nueve me levantó yo, me hice un café. Le abro la puerta a mi perrita para que salga al jardín. Seguidamente se levanta Gabriel, le pregunto si le hago el desayuno y le hago un vaso de leche con un bollo o galleta. Al niño yo no lo vestí. Se vistió solo. Llevaba una camiseta, un pantalón negro y una chaqueta roja".

Problemas con Patricia

La fiscal le ha preguntado a Ana Julia si surgió una pequeña polémica entre ella y Patricia Ramírez cuando esta le dijo que se mantuviera al margen de las declaraciones y Quezada le respondió que no tenía que meterse en lo que tenía que hacer. Quezada lo desmiente: "Eso es mentira, ese comentario no tuvo lugar en ningún momento. No he tenido con Patricia ningún problema nunca"

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios