Gracias por continuar

La apertura de la hostelería beneficia a las empresas de aperitivos

  • El gerente de “El Chaparro” confía en la recuperación del sector

  • Durante la COVID-19 las ventas en internet han aumentado y muchas empresas han decidido apostar por este canal

Los aperitivos han sido de los productos más demandados durante el confinamiento. Los aperitivos han sido de  los productos más demandados durante el confinamiento.

Los aperitivos han sido de los productos más demandados durante el confinamiento. / D.A. (Almería)

La crisis sanitaria provocó un aislamiento de las personas o en el mejor de los casos de las familias y nos vimos obligados a cambiar nuestros hábitos. Compartir momentos en el exterior con los amigos delante de una bebida y un piscolabis dejó paso a las llamadas de teléfono o las videoconferencias y a tomar esa bebida y ese aperitivo en los hogares, en las terrazas o en los jardines, los más afortunados. El cierre del sector de la restauración durante la cuarentena fue la causa de que otros sectores se resintieran en sus negocios, entre ellos las empresas de frutos secos, patatas fritas o aperitivos.

Aunque las ventas de estos productos en los supermercados aumentaron, este incremento no ha compensado las pérdidas por el cierre de la hostelería. Un estudio de la consultora Nielsen refleja que durante los días de confinamiento uno de los productos favoritos en la compra fueron los aperitivos. Se duplicó la compra de palomitas y aumentó un 42% el de snacks salados. Otro estudio realizado por la misma consultora el pasado verano refleja que de cada 3 euros que gastamos durante la época estival uno lo dedicamos al consumo ocioso, es decir, copas, cócteles, aperitivos y barbacoas.

Y es que los conocidos como tentempiés forman parte de nuestro día a día. Así lo ha entendido José Juan López Navarro, gerente de la empresa almeriense “Frutos secos y aperitivos El Chaparro SL”. Ellos han continuado trabajando durante todo el estado de alarma proporcionando a la sociedad sus productos, aunque las ventas globalmente han descendido por el cierre de los negocios de restauración. “Son momentos difíciles y seguimos con nuestra labor para poder remontar las ventas. La empresa tiene que estar preparada para dar el mejor servicio y en ello estamos.

Oficina Oficina

Oficina / D.A. (Almería)

No podemos olvidar que el consumidor final es el que parte el bacalao y nuestro objetivo es estar a la altura de sus peticiones”, señala José Juan López y agrega “hemos pasado por situaciones muy complicadas, pero nunca hemos dejado de luchar. Estamos comprometidos con nuestro trabajo”. Una empresa que ha tenido que reinventarse a lo largo de los años. Sus abuelos y sus padres ya se dedicaban a la venta, aunque sería en 1998 cuando dieron el paso para la creación formal de la firma. Esta empresa familiar almeriense saca anualmente al mercado alrededor de 10.000 kilos de aperitivos y frutos secos. Uno de sus productos estrellas son las almendras “nos abastecemos principalmente del mercado local y es precisamente en ese entorno donde se consume la mayoría de nuestra producción”, explica este empresario.

Respecto a las nuevas normas sanitarias que se han implantado tras el estado de alarma, el gerente de El Chaparro lanza un mensaje de tranquilidad “con anterioridad a la crisis de la COVID-19 todas las empresas que nos dedicamos a la alimentación teníamos ya una reglamentación muy estricta y un protocolo muy exacto de todo. El producto alimentario antes de salir a su venta pasa un control sanitario muy estricto y escrupulosamente estructurado”. La digitalización también ha cambiado la manera de proceder en empresas como El Chaparro y se ha aprovechado para las ventas o la contabilidad.

Almacen. Almacen.

Almacen. / D.A. (Almería)

Además, durante la COVID-19 las ventas en internet han aumentado y muchas empresas han decidido apostar también por este canal. “Estamos preparando nuestra página de venta online. Confiamos en poder responder a las demandas de nuestros clientes”, señala este empresario. Almería recuperará con el buen tiempo y sobre todo con la llegada de esa ansiada normalidad sus terrazas al completo y las risas entre amigos y familia que irán acompañadas, casi con total seguridad, con alguna bebida refrescante y un aperitivo. Para ello el sector de la restauración contará con empresas almerienses como El Chaparro que continuarán trabajando para que “mis clientes sean felices con mis productos”, concluye José Juan López.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios