Salud

“Se están aprovechando de pacientes por la desesperación para adelgazar”

  • Dietistas-nutricionistas se unen contra el intrusismo por los problemas sanitarios que genera en la sociedad

María Dolores Rubio, Isabel María Morales, Marta Tejón, Antonia Torrejimeno, Antonio Serrano, Paloma Abad y María Morales, dietistas-nutricionistas. María Dolores Rubio, Isabel María Morales, Marta Tejón, Antonia Torrejimeno, Antonio Serrano, Paloma Abad y María Morales, dietistas-nutricionistas.

María Dolores Rubio, Isabel María Morales, Marta Tejón, Antonia Torrejimeno, Antonio Serrano, Paloma Abad y María Morales, dietistas-nutricionistas. / D.A. (Almería)

José (nombre supuesto) tiene sobrepeso. Ha consultado con un dietista-nutricionista pero considera que va a tardar mucho tiempo en perder esos “kilitos de más” y paseando por la calle observa un llamativo cartel con el “antes y el después”de un cliente que ha logrado el tipo que quiere en un tiempo récord. El precio, además, es de derribo y lo único que va a tener que hacer es privarse de ciertos alimentos y tomar unos batidos y complementos. Lo que no sabe es que posiblemente su objetivo no se cumpla o si llega a reducir la cintura sea a costa de su salud.

María Dolores Rubio, Isabel María Morales, María Morales, Antonio Serrano, Paloma Abad, Marta Tejón y Antonia Torrejimeno son parte de los más de 50 dietistas-nutricionistas colegiados de Almería y en una entrevista a Diario de Almería denuncian el intrusismo cada vez más feroz que se aprovecha de la “desesperación”de muchos pacientes, subrayando los problemas sanitarios, legales y de todo tipo que puede suponer recurrir a una persona que no se ha formado adecuadamente y que no tiene la titulación correspondiente para ello.

“Lo más común que nos encontramos es a pacientes diabéticos mal controlados, que han tomado batidos y otros productos con mucho azúcar. También tenemos hipertensos a los que se les receta muchos suplementos de cafeína para adelgazar. Como consecuencias se producen descontroles de azúcar, subidas de la tensión arterial... A mi consulta llegó un paciente que sufrió un infarto intestinal con retirada de parte de los intestinos”, apunta Marta Tejón.

El problema en ese último caso es que el paciente, tras denunciar a la persona que lo había tratado hasta ese momento, vio cómo la culpa recaía sobre ella por no tratarse de un titulado y haber confiado “en una persona que vende batidos”. Los profesionales sanitarios que denuncian esta situación son todos diplomados o graduados en Nutrición Humana y Dietética que se encuentran con “casos sangrantes”debido a un “vacío legal”que hace que, sostienen, sean ellos los únicos que tienen que pasar por todo tipo de trámites burocráticos y normativos.

“Nos llegan casos de pacientes que llegan con dietas que son una locura, facilitadas por personas que a veces no tienen ni terminados los estudios superiores”. Normalmente, el intruso puede ser una “persona que lleva toda su vida” en el gimnasio y piensa que “su cuerpo ya es una forma para aconsejar los demás”. Pero también cualquiera que trabaje vendiendo batidos o suplementos, o aquellos que tiran de naturoterapia o disciplinas seudocientíficas. El problema, apunta Marta Tejón, es que a veces desde las propias administraciones se avala el intrusismo al contratar para talleres a supuestos profesionales con cualquier tipo de curso no homologado.

María Dolores Rubio, Isabel María Morales, Marta Tejón, Antonia Torrejimeno, Antonio Serrano, Paloma Abad y María Morales, dietistas-nutricionistas. María Dolores Rubio, Isabel María Morales, Marta Tejón, Antonia Torrejimeno, Antonio Serrano, Paloma Abad y María Morales, dietistas-nutricionistas.

María Dolores Rubio, Isabel María Morales, Marta Tejón, Antonia Torrejimeno, Antonio Serrano, Paloma Abad y María Morales, dietistas-nutricionistas. / D.A. (Almería)

Antonia Torrejimeno considera que se ha descubierto la “gallina de los huevos de oro y campan a sus anchas”. “Estamos perjudicados no sólo económicamente, sino a la hora de defender nuestra profesión".

Marta Tejón insiste en separar su carrera del adelgazamiento en el sentido de que son muchas las especialidades, recordando que en “todos los países” de la UE, a excepción de España, su colectivo se encuentra en hospitales en grupos de distintas ramas sanitarias como cardiología, digestivo... Aunque también ve intrusismo en especialidades como la suya -nutrición clínica: enfermedades digestivas, autoinmunes, etc.-, con “cosas realmente alocadas”que generan graves problemas. “Vemos las negligencias de los médicos pero no las del intruso”, asevera.

Antonio Serrano profundiza en las garantías para el paciente de centros autorizados como los suyos, con su correspondiente seguro de responsabilidad civil, revisiones periódicas, y María Dolores Rubio incide en este punto añadiendo que se sigue toda la legislación, incluso en lo que se refiere al tratamiento de datos y la LOPD. “También con la ética. El principal objetivo de otros es el dinero. Con una empresa de tipo piramidal que vende batidos, suplementos o pastillas que sustituyen a las comidas, y no son baratas, no tienen escrúpulos en reclutar a gente sin formación. Me he encontrado hasta a vigilantes de seguridad. Si tienes un perfil extrovertido, estás dentro. Siempre tienen las puertas abiertas”, mantiene.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios