Almería

La prostitución vuelve a Artés de Arcos antes de que finalicen las obras

  • Policía y Ayuntamiento trabajaron para ‘liberar’ al barrio del oficio tras petición vecinal aprovechando la adecentación mediante las obras

Las mujeres dedicadas a ejercer la prostitución en Artés de Arcos durante el transcurso de las urnas. Las mujeres dedicadas a ejercer la prostitución en Artés de Arcos durante el transcurso de las urnas.

Las mujeres dedicadas a ejercer la prostitución en Artés de Arcos durante el transcurso de las urnas.

“Este barrio, que está muy densamente poblado, tiene un problema desde hace mucho tiempo, y es que existen prostitutas de diversas nacionalidades que operan en la calle y están creando un problema porque atraen una serie de personas indeseables que los vecinos no quieren”. Esas eran las palabras Olegario Lozano, vocal de la Asociación de Vecinos Mediterráneo-Oliveros, en el mes de marzo, para solicitar al Ayuntamiento de Almería que actuara para atajar la prostitución que desde hace años ejercía su oficio en el barrio.

Artés de Arcos es una zona de paso obligado de los niños a distintos colegios tanto en la parte este como oeste y está así determinado. Cuando sale un padre o un abuelo a llevar a su hijo o nieto la intención es que no haya conflictos, que lo ha habido, con estas señoras”, explicaba. Alegando, además, que durante los últimos años habían muerto tres prostitutas, por lo que el bien sería común en todos los sentidos.

Y todos tomaron nota. El Ayuntamiento entendió que había que hacer caso a la petición y mandó a una pareja de policías a la calle que pasaba día y noche para localizar a las prostitutas. El objetivo no era echarlas simplemente, sino hacer un trabajo con ellas a a través del equipo municipal, en conexión con Asuntos Sociales, para no solo evitar que ejercieran su trabajo en la zona, también para ayudarles a buscar algún otro tipo de trabajo que las alejara de las calles.

Además, esto coincidía con el inicio de las obras del barrio. Otra demanda histórica que iba a suponer un antes y después en Artés de Arcos y que cuando terminen lo habrán adecentado, ya que esta histórica calle almeriense, llena de vida y negocios, necesitaba pasar por ‘chapa y pintura’ debido al empobrecido estado en que se encontraba.

Pero aunque el trabajo fue intenso y con la mejor de las intenciones, todo hace presagiar que no ha funcionado. Diario de Almería ha localizado a las prostitutas en diversas ocasiones en los lugares donde solían estar presentes con anterioridad para captar a sus clientes. Han vuelto antes de que terminen las obras, provocando el malestar en algunos de los vecinos, que creían haberse liberado de lo que ellos entendían que era un problema para el barrio, no solo por los pequeños, también por la imagen que este proyecta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios