Discapacidad El tejido asociativo de FAAM aprueba por unanimidad la gestión llevada a cabo durante el año de pandemia

  • La crisis sanitaria ha agravado la brecha digital en la que siguen las personas con discapacidad y sus familias

Valentín Sola preside a asamblea virtual desde la sede de FAAM.

Valentín Sola preside a asamblea virtual desde la sede de FAAM. / D.A.

En la asamblea general anual desarrollada esta semana por FAAM, Federación Almeriense de Asociaciones de Personas con Discapacidad, el tejido asociativo que la compone, es decir un total de diecisiete asociaciones repartidas por toda la provincia, ha aprobado por unanimidad la gestión llevada a cabo por Federación en el difícil año de pandemia.

2020 ha supuesto todo un reto para las organizaciones del tercer sector ya que han tenido que adaptarse no sólo a situaciones de confinamiento y todas las consecuencias derivadas para las personas con discapacidad, sino a difíciles momentos económicos ante el cierre de centros y servicios durante demasiadas semanas.

Durante todo el 2020 FAAM ha continuado apoyando al tejido asociativo a través de proyectos que han repercutido directamente en la calidad de vida de sus socios/as. Un total de 479 personas con discapacidad se han beneficiado del programa de Atención integral llevado a cabo a través del 0,7% del IRPF y Andalucía Inclusiva. Un proyecto que ha promocionado la autonomía personal y vida independiente de los beneficiarios de toda la provincia gracias a que los profesionales se han desplazado semanalmente a todas las asociaciones.

A través de los proyectos de Garantía Alimentaria, FAAM atendía a 225 personas tanto mayores como menores de 65 años, especialmente en situación de dependencia

Valentín Sola, Presidente de FAAM, destacaba en su intervención que a lo largo de estos meses hemos ido generando mecanismos que nos han permitido seguir trabajando y atendiendo a las persona con discapacidad y sus familias y que han precisado atención a pesar de las etapas de confinamiento. En este sentido federación a través de Cuidal y el Servicio de Comidas a Domicilio, atendió durante estos meses a 350 personas a diario.

La pandemia de la COVID-19 ha provocado no sólo una crisis sanitaria, sino económica y social que ha afectado sobre todo a la población más vulnerable. A ellos y tras más de once años desarrollándolo, FAAM ha continuado proporcionando los menús solidarios. En este sentido a través de los proyectos de Garantía Alimentaria, FAAM atendía a 225 personas tanto mayores como menores de 65 años, especialmente en situación de dependencia. Y lo hemos hecho a través de los proyectos menús solidarios con colaboración del Ayuntamiento de Almería, Obra Social de La Caixa y la Junta de Andalucía. Pero también a través de la iniciativa privada de Federación Apadrina un Menú.

Sin duda a quienes más ha azotado la pandemia ha sido a nuestros mayores. En ellos Federación ha redoblado su esfuerzo a través de tres proyectos promovidos con el apoyo de la Consejería de Salud y la Diputación de Almería. Un total de 54 personas mayores en situación de dependencia tanto de almería capital como del levante almeriense, se han beneficiado de los proyectos, bono sociosanitario y programas Contigo. A través de ellos y de los profesionales de los distintos centros de día de mayores gestionados por FAAM, han recibido atención integral y entrenamiento cognitivo que han paliado los efectos de la pandemia.

A través de los distintos programas de empleo 174 personas alcanzaban un puesto de trabajo en este difícil año

Desde el punto de vista del empleo un total de cinco proyectos desarrollados durante 2020 han permitido a FAAM atender a 1.094 personas con discapacidad en situación de desempleo. Acompañamiento a la Inserción, experiencias profesionales para el empleo o Activa T ejectuado a través de Andalucía Inclusiva y el 0,7% del IRPF de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales han sido algunos. Pero también debemos destacar la Unidad de Orientación Andalucía Orienta de FAAM en Vera o el proyecto de orientación y acompañamiento. A través de todos ellos 174 personas alcanzaban un puesto de trabajo en este difícil año.

Sin duda la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 ha ampliado la brecha digital de las personas con discapacidad, generando situaciones de aislamiento social y soledad. “Ésto supone todo un reto al que tenemos que enfrentarnos” argumentó el presidente de FAAM sin dejar de lado aquellos por los que venimos trabajando históricamente como son el empleo o la accesibilidad universal.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios