Almería

Sin autovía del agua, ni presa de Rules ni desaladora en Cuevas

  • Feral pone en valor larecuperación de los trasvases y la garantía de nuevas concesiones

Los regantes almerienses quieren recibir agua del embalse de Rules. Los regantes almerienses quieren recibir agua del embalse de Rules.

Los regantes almerienses quieren recibir agua del embalse de Rules. / diario de almería

El fantasma de la sequía ha vuelto a merodear gran parte de la geografía almeriense al cierre de un año hidrológico bastante flojo. A pesar de que en algunas localidades de la provincia ha llovido sobre mojado, en la mayoría no se han recibido ni la mitad de los valores normales en precipitaciones. Al inicio del nuevo curso hídrico, la Federación de Regantes de Almería cifraba el déficit hídrico en 191,8 hectómetros cúbicos, principalmente por la interrupción de los trasvases del Tajo-Segura y del Negratín a consecuencia de la sequía en las cabeceras. Esta situación ha cambiado y de la Cuenca del Guadalquivir entrará el 100% del caudal previsto (43 hectómetros cúbicos) y un 40% de Castilla-La Mancha (9 de 15). Además, según explica el presidente de la Federación de Regantes de Almería (Feral), José Antonio Fernández, se han formalizado las concesiones del pantano de Benínar que son 13 hectómetros cúbicos, otros 13 de la EDAR de El Bobar, 1 más en El Ejido y 3 en la Balsa del Sapo. Aportaciones favorables si bien, como recuerda el portavoz de los regantes de la provincia, "vamos a seguir dependiendo de la meteorología y mirando al cielo porque aunque se hayan recuperado los trasvases no se ha avanzado nada en las infraestructuras pendientes". Una de las prioritarias es la desaladora de Villaricos, infraestructura que quedó inoperativa por las riadas nada más ser puesta en marcha por Acuamed a finales de 2012. Desde entonces se ha venido trabajando en los proyectos y la rehabilitación se ha demorado por la trama de corrupción que golpeó de lleno a la sociedad estatal. La autovía del agua y la transferencia desde la presa de Rules al Poniente es otra de las asignaturas pendientes, compromiso que algunos partidos recogieron en las pasadas elecciones andaluzas pero que han olvidado con el tiempo. La conexión de la planta de Carboneras con el campo de Tabernas también está a la espera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios