Abogacía

"La avería de la administración de justicia es anterior al estado de alarma"

  • El decano del Colegio de Abogados de Almería rechaza las medidas de agilización de la justicia dictadas mediante real decreto, por no haber “tenido en consideración en su totalidad el funcionamiento” de la misma

El decano del Colegio de Abogados, Juan Luis de Aynat, afirma que "la avería de la administración de justicia es anterior al estado de alarma". El decano del Colegio de Abogados, Juan Luis de Aynat, afirma que "la avería de la administración de justicia es anterior al estado de alarma".

El decano del Colegio de Abogados, Juan Luis de Aynat, afirma que "la avería de la administración de justicia es anterior al estado de alarma". / Carlos Barba/Efe (Almería)

Como otros organismos, los juzgados han sufrido un parón durante la cuarentena por la COVID-19, y aunque cree que tendrá su incidencia, el decano del Colegio de Abogados de Almería, Juan Luis de Aynat, considera que el estado de alarma “no es lo que ha producido una avería en la administración de justicia” porque esta “viene de antes”.Así lo ha manifestado en una entrevista a Efe, en la que ha expresado el rechazo generalizado de la abogacía a las medidas de agilización de la justicia dictadas mediante real decreto, por no haber “tenido en consideración en su totalidad el funcionamiento” de la misma.“La maquinaria de la justicia sería parecida a un reloj, en el que no puedes cambiar una sola rueda dentada sin cambiar las demás, porque si no, el reloj fracasa. Cualquier modificación de una de las piezas tiene que venir acompañada del resto. Se ha intentado cambiar algunas piezas y todas las demás quedan desencajadas”, asevera.A pesar de que existe “algún material aprovechable” en este real decreto, y pese a que piensa que ha podido ser “bienintencionado”, sostiene que ha supuesto una “decepción para la mayoría de los operadores jurídicos”.En este punto, defiende que se ha intentado modificar algunos procedimientos en los que “hace falta una modificación que vaya más allá de cuatro artículos”, pues de lo contrario, no se solucionarán “anomalías mayores”. “Se ha intentado dar soluciones por la epidemia cuando algunos males son endémicos, se ha confundido lo endémico con lo epidémico”, apostilla.El decano de los letrados apunta que a partir de ahora este colectivo tendrá una “hiperactividad”, pero no exclusivamente “litigiosa”, porque la “labor primordial” del abogado es la mediación previa al procedimiento.”Por lo tanto, se enfocarán los conflictos con un intento previo de solución extrajudicial”, dice.Advierte por ello que no se podrá entender un “colapso judicial provocado por los abogados”.Sí indica que el estado de alarma “producirá un desajuste en los tiempos de inactividad general, sólo dedicado a situaciones de atención de asuntos esenciales, pero eso no es lo que produce la avería”, ha incidido.De esta forma, reclama que “se examinen todas las piezas del reloj y que lo que se modifique en una, vaya anudado a solucionar los enganches de las demás”, teniendo en cuenta a “todos los concernidos”, y escuchando “a toda la abogacía”. “Que no se tomen medidas apresuradas que den simplemente unas pinceladas o se intente absurdamente darle más cuerda al reloj”, puntualiza.En su opinión, la justicia precisa de una mayor dotación de elementos técnicos y formación tecnológica para dotarla de “una modernidad y nos servicios tecnológicos a las alturas de las circunstancias”.De Aynat, que realiza estas declaraciones en el parque Nicolás Salmerón de Almería porque la sede colegial se encuentra en plena adaptación a la nueva normalidad, cree que la incidencia en materia procesal del coronavirus se notará en ámbitos específicos como el mercantil, el laboral, el contencioso-administrativo y “relativamente” en el ámbito civil”.“Pero no supondrá el colapso del sistema judicial. Supondrá, a lo mejor, que se ponga en carga un 15 % más de asuntos, pero no tiene por qué producir el colapso”, afirma, apuntando que sí que se van a encontrar secuelas en la “calamidad económica” de los ERTE, etc., tratándose “muchas veces de ámbitos administrativos que no se judicializan”.“Tenemos que prepararnos ante la novedad. Creo que la abogacía y el resto de la ciudadanía no nos vamos a encontrar con un retorno a la normalidad. Habrá que adaptarse. Tenemos que hacer lo mismo que la sociedad, lo mismo”, concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios