Almería

Un burofax de Almería XXI dinamita "los puentes de diálogo" con los propietarios del parking Arráez

  • Esta es la notificación que ha hecho elevar las críticas hacia la empresa del Ayuntamiento por la plataforma de afectados 

Las "malas terminaciones" entre las quejas de los adjudicatarios de las plazas y trasteros del parking

Las "malas terminaciones" entre las quejas de los adjudicatarios de las plazas y trasteros del parking

Los propietarios y futuros propietarios del aparcamiento de la calle Arráez, promovido por Almería XXI, empresa municipal de la vivienda del Ayuntamiento de Almería, quieren mostrar su "más profunda indignación" después de que la sociedad pública haya escalado el conflicto "sin otorgar soluciones a la mayoría de los graves defectos constructivos de la edificación y de la financiación de los inmuebles".

En la jornada de ayer, Almería XXI remitió burofaxes a varios de los compradores que aún no han firmado la transacción en el notario. En esta citación oficial se les conmina a cerrar la venta o desistir de la adquisición en un plazo de menos de un mes.

Los propietarios consideran que con este gesto que el gerente de Almería XXI y firmante de los burofaxes "ha volado todos los puentes de diálogo" que se habían intentado tender por parte de los vecinos durante las últimas semanas, en las que se habían pedido en hasta tres ocasiones reuniones con los representantes públicos sin obtener ni tan siquiera un “no” por respuesta.

Ayer, los miembros de la plataforma, que representa a la mayoría de los propietarios de la finca, mantuvieron una reunión en la que se decidió escalar las acciones de protesta por una situación que consideran "intolerable, indignante y necia" por parte de los gestores de Almería XXI, "una empresa que contaba con un gran capital de imagen pública que ha quedado ahora a la altura del betún con el parking chapuza de la calle Arráez".

"Almería XXI -añaden los afectados en un escrito remitido a los medios de comunicación- es una empresa pública de vivienda que construye gracias a presupuestos públicos, con suelos regalados por las arcas públicas municipales y que, sin embargo, trata de comercializar productos inmobiliarios a precios de mercado en clara competencia desleal con las promotoras privadas. En esta ocasión -remachan- con la venta de aparcamientos de alrededor de 25.000 euros que se pretenden entregar a los compradores con paredes de fábrica, graves defectos constructivos, inacabado, lleno de chapuzas y sin todas las características previstas en los proyectos".

Además, ha decidido inscribirla en registro como un proindiviso "sin avisar a los compradores, que se han enterado en la cita con el notario". De otra parte, y más grave para los miembros de la plataforma, Almería XXI no ha cumplido con la cláusula del contrato que posibilitaba la subrogación de la hipoteca en un préstamo a 25 años, lo que obligará a los compradores a afrontar la compra a tocateja o hacerlo con préstamos personales, mucho más caros y con plazos mucho más breves de devolución. Esto ha llevado a algunos compradores a tener que renunciar a la compra, porque el "incumplimiento contractual" de Almería XXI le impide afrontar la financiación del inmueble.

"Los incumplimientos de Almería XXI llegan a todos los espectros de la edificación. No solo tratan de entregar un aparcamiento con la fábrica de ladrillo a la vista pese a que la certificación técnica lo establece como “ladrillo no visto”. Es que ni siquiera incluyen todos los elementos planificados. Sirva como enésimo ejemplo que el proyecto de ejecución incluye una innovadora cámara que abriría la puerta del aparcamiento mediante reconocimiento de matrícula" y que, según han conocido los compradores en la primera reunión de la comunidad de vecinos organizada por la empresa pública Almería XXI, "no va a funcionar".

Los propietarios exigen a la alcaldesa, María del Mar Vázquez Agüero, y a la concejal de Urbanismo, Eloísa Cabrera, que se fajen en defender los intereses de los vecinos, a los que representan, y que tan solo quieren que Almería XXI les entregue un parking normal, como los que ha hecho en otra decena de promociones.

La empresa municipal de la vivienda Almería XXI ha terminado ya un total de 16 promociones inmobiliarias, la mayoría de ellas con aparcamientos asociados a viviendas. En ninguna de las construcciones de Almería XXI entregadas hasta el momento en más de 20 años de vida se han dado los acabados tan sumamente chapuceros y vergonzosos como los que se han dejado en la promoción de Arráez y que Almería XXI pretende que asuman los compradores que han adquirido inmuebles por valores incluso superiores a los 30.000 euros. Más de medio centenar de residentes han confiado en Almería XXI de buena fe, confianza que el Ayuntamiento de Almería ha violado con una construcción indecente y que ningún concejal compraría para él o para sus familiares.

La alcaldesa, María del Mar Vázquez Agüero, aseguró el pasado 30 de noviembre en una visita a la obra que se trataba de un parking que “se ha cuidado al detalle para que sea especial por el entorno tan patrimonial en el que se ubica y que no rompa la estética”. Unas declaraciones que, a todas luces, no se corresponden con la realidad. “Esperamos que tenga a bien remendar el entuerto y encargar que el parking se acabe con unos estándares mínimos”, indican.

Todos los sorprendentes y lamentables problemas de terminación han sido trasladados a la empresa pública municipal de la vivienda en hasta tres escritos sin que haya tenido a bien estudiar la culminación de la construcción conforme a cánones propios del precio impuesto por las plazas de aparcamiento y los trasteros. Más aún cuando lo que se espera de una empresa pública es que sus precios se ajusten al mínimo indispensable para el funcionamiento, no a una actividad lucrativa como la demostrada en este caso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios