Almería

Las cabinas de teléfonos ‘cuelgan’ tras más de medio siglo de servicio

  • Telefónica aborda la retirada de las 75 últimas que aún formaban parte del paisaje de la ciudad, sin uso ni mantenimiento

Un operario retira la cabina del Paseo, próxima a la antigua plaza Circular Un operario retira la cabina del Paseo, próxima a la antigua plaza Circular

Un operario retira la cabina del Paseo, próxima a la antigua plaza Circular / Pepe Martínez

Las cabinas de teléfonos ‘cuelgan’ de forma definitiva este servicio público prestado desde hace más de medio siglo, carente de sentido ya debido a la falta de uso, a condena de la irrupción del móvil y, sobre todo, de las aplicaciones de mensajería gratuita. Telefónica procede a la retirada de las 75 que todavía formaban parte del paisaje urbano de la capital almeriense, grieta de otros tiempos de colas de espera y pesetas en los bolsillos.

El primero de estos teléfonos públicos hacía su aparición en las calles de Almería hace 53 años, un hito entonces que se convirtió rápido en un elemento natural de la urbe dentro de esa fulminante expansión, que hizo que en España hubiera unas 100.000 cabinas, contabilizando también las ubicadas en aeropuertos y hospitales. Para el recuerdo quedan. Han perdido todo su protagonismo de antaño, aquel que las convertían en principal espacio escénico de películas como la española La Cabina o, más recientemente, Última llamada.

Desmontaje del teléfono público situado en el Paseo Desmontaje del teléfono público situado en el Paseo

Desmontaje del teléfono público situado en el Paseo

Desde aquella primera instalada en España, en el Madrid de 1928, el despliegue por todo el país arrancaba como servicio público de primer orden, consideración aniquilada por los avances tecnológicos con móviles a los que solo les hace falta cocinar y, sobre todo, aplicaciones donde hablar es gratuito. Comodidad a coste cero, una combinación que deja a Tippi Hedren sin este lugar donde guarecerse de los endiablados pájaros de Hitchock y a Superman de su vestidor callejero, porque muchos no las han utilizado en su vida.

Casi el 88% de la población, según el estudio de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). En la actualidad, un 81% de ciudadanos tiene móvil inteligente, lo que se traduce en una caída en picado del servicio de más del 74% en Almería en los últimos ocho años. De hecho, ninguna empresa aspirante se interesaba por la renovación del servicio y Telefónica accedió restarlo un año más durante 2019, si bien sin mantenimiento alguno.

Al menos, en la capital almeriense, donde las cabinas se habían convertido en un elemento de vandalismo y el Ayuntamiento ha preferido que se proceda a su retirada.En la provincia quedan unas 280 cabinas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios