Obras

Artés de Arcos y entorno, preparados para el “cambio radical” de imagen

  • A licitación las obras por un presupuesto máximo de 1,1 millones y 8 meses de plazo

Dos niños recorren los soportales de la calle José Artés de Arcos Dos niños recorren los soportales de la calle José Artés de Arcos

Dos niños recorren los soportales de la calle José Artés de Arcos / Rafa González (Almería)

La calle José Artés de Arcos y las dos plazoletas de su entorno (Vicario Andrés Pérez Molina e Ibiza), encaran las obras de reforma con las que el Ayuntamiento de la capital pretende dar un “cambio radical” a la imagen decadente que esta zona, en pleno centro de Almería, ofrece y en la que también hay conflictos relacionados con la seguridad ciudadana. El equipo de gobierno de Ramón Fernández-Pacheco ha aprobado para ello la licitación de los trabajos que, en breve, saldrán publicados en el boletín oficial con un presupuesto máximo de un 1.138.487 euros y un plazo de ejecución de ocho meses.

El proceso de licitación es abordado ahora una vez que el Ayuntamiento ha obtenido la autorización de la totalidad de las comunidades de vecinos en lo que ha sido casi, a efectos prácticos, un “puerta a puerta”. Las obras afectan a los soportales, cuya propiedad es vecinal, de ahí que el Consistorio haya requerido de los permisos haciendo de este proyecto “el de mayor participación ciudadana, ya que se ha dado a conocer planos y detalles en las reuniones de las comunidades”.

Ha sido la mercantil Ordaz la empresa que se ha ocupado de la redacción de proyecto -también lo hará de la dirección facultativa- de José Artés de Arcos y su entorno por un importe total de 27.406,50 euros. La actuación planificada tiene por objeto potenciar el protagonismo de la circulación peatonal, con calles más amables para el peatón, modificando la fisonomía actual que presenta esta zona. “Un cambio radical”, también en palabras del portavoz de la Junta de Gobierno Local y responsable también de la Gerencia de Urbanismo, Miguel Ángel Castellón, quien declinó ahondar en detalles sobre el proyecto, pues será presentado a la opinión pública en breve por la concejal encargada de las obras, Ana Martínez Labella, bajo el área de Fomento.

Se trata, en definitiva, de “humanizar” el entorno, con espacios “más amables y seguros”, contribuyendo además “a una mayor dinamización económica y comercial”, ha resumido. La actuación será integral con la premisa fundamental de “favorecer al peatón y la actividad comercial”, ampliando aceras y limitando el tráfico rodado a un solo carril, según explicó meses atrás Martínez Labella.

La zona de aparcamientos también será reordenada y, como parte de esta actuación integral las obras incluirán, no solo la renovación del acerado, pavimento, la mejora de la iluminación, el proyecto incorpora la implantación de baterías de contenedores soterrados, o las denominadas “islas ecológicas”, que ya están activas en otros puntos de la ciudad, como la cercana calle de Los Picos o las plazas Marín y San Pedro.

Estas obras, de carácter integral, tienen como finalidad dotar de un mejor aspecto la urbanización de la zona, partiendo de una redistribución del espacio existente (aceras, soportales, aparcamientos y calzada para la circulación). Además, se ha incluido en el proyecto la ejecución de unos pequeños jardines en las plazas objeto de actuación así como otros elementos (bancos corridos, modulares, luminarias) para un mayor embellecimiento de la zona. (autorizaciones)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios