Almería

Cambio climático, ¿en que zonas de Almería subirá más la temperatura?

  • El clima subdesértico avanzará hacia Adra, Berja, la comarca del Nacimiento y llegará entrará de lleno en la provincia de Granada

  • El interior de la provincia comenzará a sufrir veranos muy cálidos

Evolución del clima en los próximos 50 años Evolución del clima en los próximos 50 años

Evolución del clima en los próximos 50 años

En los últimos 50 años, la temperatura media ha aumentado en Almería en 1,70 grados centímetros. En 1970, la temperatura media de Almería era de 17,96 grados, Un ascenso vertiginoso del que no se tiene constancia anterior. El estudio El clima de Andalucía en el siglo XXI; escenarios locales de cambio climático de Andalucía, basado en el cuarto informe del grupo de expertos sobre el cambio climático (IPCC, Intergovernmental Panel on Climate Change), ha determinado tres escenarios posibles hasta el año 2070.

Temperaturas medias en Almería. Temperaturas medias en Almería.

Temperaturas medias en Almería.

En todos y cada uno de ellos, Almería ve incremendata su temperatura anual. La media de estos casos es de 2,6 grados de aumento. Por lo que de los 19,69 grados de media, la provincia pasaría a tener cerca en torno a los 22, algo que haría que un mayor de terrenod e la provincia pasara a tener un clima mediterráneo subdesértico, es decir, el avance del clima que existe en el desierto de Tabernas, y por tanto, su imposición en el resto de la provincia.

Evolución del clima. Evolución del clima.

Evolución del clima.

Berja, Adra, parte de la Comarca del Nacimiento e incluso Las Alpujarras se verán afectadas por este tipo de clima. Y ya se sabe cuál es el resultado tras años y años, un paisaje similar al del Desierto de Tabernas. Por su parte, el interior de la provincia, en torno al año 1970, pasará a tener veranos muy cálidos, superando la cifra de los 40 grados durante la mayor parte de los días de verano. 

En la provincia, la mitad oeste partiendo desde el final del Golfo de Almería (Faro de Cabo de Gata) hasta la franja del central de los Vélez se encuentran en riesgo alto de desertificación según la red la red Mediterranean Experts on Climate and Environmental Change (MedECC). Por lo tanto, las comarcas más afectadas serían la capital, el Poniente, la Alpujarra, Los Filabres-Tabernas, El Almanzora y la mitad de la Comarca de Los Vélez.

Las próximas generaciones van a sufrir temperaturas más altas y años con menos lluvias, según las previsiones locales de los expertos en cambio climático. Ésta será la tendencia, a juzgar por los cálculos de los científicos. En caso de ser más respetuosos con el medio ambiente y aplicar de forma más masiva las energías renovables, el impacto no debería ser tan agresivo. Las precipitaciones medias anuales no ponen a Almería en una situación tan complicada como al resto de las provincias andaluzas.

De hecho, según el mejor de los tres escenarios, Almería ganará un 0,5% de precipitaciones en lo que queda de siglo, llegando incluso a una media anual de 308 litros por metro cuadrado. Eso sí, aunque el resto de provincias pierden incluso un 23%, caso de Cádiz, las precipitaciones en Almería estarán muy por debajo del resto de la comunidad.

El cálculo de cómo será el clima del futuro en Andalucía se construye con unos potentes simuladores meteorológicos que reproducen a nivel global las condiciones más importantes del clima. Son los llamados modelos de circulación general (MCG). Para este estudio se han empleado modelos ideados por Alemania (el EGMAM de la Universidad Libre de Berlín; y el Echam5 del Instituto Max Plank de Meteorología), Francia (el CNCM3, del Centro Nacional de Investigación Meteorológica), Noruega (el BCM2 del centro Bjerknes de Investigación sobre el Clima) por tener resoluciones y parametrización más avanzadas que los modelos predecesores.

El informe ‘Futuras olas de calor, sequías e inundaciones en 571 ciudades europeas’, publicado en la prestigiosa Environmental Research Letters, expone que Almería tendrá el doble de periodo de sequías que en la actualidad. Y eso en el mejor de los casos, pues es el pronóstico más leve de todos los que han estudiado. Situando un escenario de alto impacto, 21 ciudades del sur de Europa, entre las que se encuentra Almería, tienen más del 70% de probabilidad de que los días de mayor calor del año se exceda en un mes.

Es decir, el verano durará más. Además, el estudio especifica que estas zonas pueden experimentar sequías hasta 14 veces peores que la peor sequía en el período histórico.El 35% de la superficie de la provincia tiene riesgo de ser víctima de la desertificación (de su avance).

En concreto, ese porcentaje se reparte entre un 3% de la superficie provincia que presenta un riesgo “muy alto”, un 15% con posibilidades “altas” de resultar afectadas por el avance de la erosión en sus suelos y un 17% que tiene un riesgo “moderado”.Almería es una provincia pionera en intentar hacer frente al cambio climático. Lo está haciendo a través de diversos frentes; Life Adaptamed, por ejemplo, que trabaja en la protección del suelo, la regulación de los recursos hídricos, la regulación climática, la prevención de la desertización, el mantenimiento de funciones ecológicas fundamentales para favorecer la autorganización de los ecosistemas. Sierra Nevada y Cabo de Gata son sus campos de acción.

¿Cómo afecta todo esto a la flora y la fauna de la provincia?

“El alargamiento de las estaciones calientes en Almería y sus consecuencias es algo que se sale de lo común. No hemos hecho análisis formales en los últimos años, pero en otras ocasiones que habíamos analizado series temporales sí que observamos cambios. Hay un retraso del otoño y un adelanto del verano. Las temperaturas altas se alargan tanto hacia los primeros meses del año como a los finales”, explica Javier Cabello, investigador y profesor de Ciencias Medio Ambientales de la UAL. Además, en la provincia de Almería también se está produciendo una sequía fisiológica en ciertas plantas y cultivos debido a que la atmósfera requiere de mayor humedad al prolongarse las estaciones más cálidas. Esto podría conducir a muchos vegetales a luchar por su supervivencia a pesar de ser esta una provincia en la que las plantas ya están acostumbradas a hacerlo. Los ciclos se están alterando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios