Recursos sanitarios

Un coche, motor de alegría, conduce a los niños con cáncer a tratamiento

  • La asociación Argar dona el vehículo eléctrico al proyecto de humanización de Torrecárdenas

Los primeros en estrenar el mini vehículo Los primeros en estrenar el mini vehículo

Los primeros en estrenar el mini vehículo / Rafael González (Hospital Torrecárdenas)

Un mini coche eléctrico para trasladar a los pequeños con cáncer del área de Oncología Pediátrica del Hospital Universitario Torrecárdenas a sus tratamientos y pruebas. La asociación de padres de Niños con Cáncer de Almería (Argar), ha realizado esta donación que tiene como finalidad, tal y como ha detallado la presidenta del Colectivo, Rosa Onieva, “hacer frente a una situación que se crea en un niño que va contra natura, y adaptarla para que ellos sigan jugando y estén tranquilos”.

La donación se enmarca dentro del acuerdo de colaboración suscrito entre esta entidad y Torrecárdenas, a petición de la Comisión de Atención Integral al Niño Hospitalizado, en la que la humanización en la atención sanitaria cobra especial protagonismo.

El gerente del Hospital almeriense, Luis Martínez, ha detallado que esta iniciativa se puso en marcha en EEUU hace varios años y también se lleva a cabo en algunos hospitales de España, incluso de Andalucía, y el objetivo de la misma es precisamente el de “humanizar y hacer más cálida la atención sanitaria a nuestros niños. Es una forma de que ellos se encuentren lo más cómodo posible, y lo utilicen para ir a determinadas pruebas y tratamientos”.

El jefe de la Unidad de Pediatría del Complejo Hospitalario Torrecárdenas, Antonio Bonillo, ha calificado al servicio de Onco-Hematología de los más sensibles de la Unidad, “debido a la calidad que necesitamos darles a estos niños, la asistencia y la humanización”. Bonillo ha cifrado en 20-25 nuevos casos al año de menores que debutan con algún cáncer.

“Anualmente hay 400 ingresos por este motivo, además de agilizar muchas consultas en el Hospial de Día Pediátrico, y en Consultas Externas evitando que muchos niños tengan que ingresar para tratamientos quimioterápicos. Además el enlace que tememos con Atención Primaria evita asimismo que los niños tengan que desplazarse hasta el hospital para algunos procedimientos”.

Este ámbito se está reforzando al igual que otros relacionados con la humanización “en los que estamos trabajando para que en el Hospital Materno-Infantil comience con todos los recursos posibles que desconecten a los niños de la asistencia y la rutina de los médicos”.

Bonillo ha detallado que en Atención Primaria se realizan analíticas y en función de la misma, “si no es para poner quimioterapia de manera inmediata se pueden llevar a cabo una serie de procedimientos en el mismo centro de salud”. “Existe una buena interconexión de nuestros oncólogos con las enfermeras gestoras de casos muy condensada en los niños, tanto con los oncológicos, como con los paliativos, que son los que más necesidades tienen cuando está fuera del hospital, en cuanto a atención sanitaria”.

La presidenta de Niños con Cáncer ha detallado que la donación de este coche “se debe a la iniciativa de un particular, Carmelo Calderón, que nos llamó y nos dijo que quería hacer un donativo, y nosotros lo hemos traído aquí para que Torrecárdenas continúe con la buena labor que se viene realizando con nuestros niños por tratar de normalizar la situación lo máximo posible”.

Durante su uso el menor deberá ir siempre acompañado por personal sanitario, además de por alguno de su madre o padre. El vehículo cuenta con dos plazas, para facilitar también que los hermanos y hermanas de los pequeños pacientes puedan usarlo junto a ellos, normalizando en mayor medida la estancia hospitalaria y la realización de pruebas o tratamientos.

Mesa de la AECC en Torrecárdenas Mesa de la AECC en Torrecárdenas

Mesa de la AECC en Torrecárdenas / Redacción (ALMERÍA)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios