Educación Todos a una para el cierre de los colegios

  • Asociaciones de madres y padres, directores y sindicatos piden el cierre de colegios e institutos para disminuir el riesgo de contagios en las aulas

Aula de un centro cerrada y sin alumnos.

Aula de un centro cerrada y sin alumnos. / D.A.

Asociaciones de madres y padres, de directores de centros, sindicatos... Todos a una para el cierre de los colegios preocupados por la actual situación de pandemia y la obligatoriedad de tener que llevar a sus hijos cada día al colegio o instituto, cuando son las propias administraciones quienes recomiendan “no salir de casa” nada más que lo imprescindible.

Federación de Asociaciones de Familias del Alumnado de Centros de Educación Pública de Almería

Así lo han solicitado desde la Federación de Asociaciones de Familias del Alumnado de Centros de Educación Pública de Almería, FAPACE, desde donde han argumentado que “la situación actual de pandemia, se refleja de igual forma en los centros educativos, que no son ajenos a esta realidad, con profesorado y alumnado confinado, bajas por Covid, aislamientos por sospechas de contagio, en “aulas nevera” que incumplen las condiciones mínimas necesarias para la docencia y el aprendizaje”.

“Equipos directivos y familias que una y otra vez solicitan no presencialidad durante el período de tiempo necesario para disminuir el riesgo de contagios”. “Por ello, y una vez más solicitamos la presencialidad voluntaria, coordinada con los centros educativos. Sabemos que la situación no es la misma en cada centro, por ello es importante que se atienda de manera individual cada caso, sin perder de vista que en algunos la situación es desesperada”.

“Necesitamos una administración que nos ayude, que cuide de nuestras hijas e hijos y de todas las personas que trabajan en los centros educativos, garantizando las mínimas condiciones de salubridad en las aulas. Es muy triste para la sociedad en general, tener que reivindicar el derecho a la educación con salud y calidad”, han concluido en un comunicado.

Asociación de Directoras y Directores de Instituto

Así lo han pedido también desde la Asociación de Directoras y Directores de Instituto, ADIAN, colectivo que “siempre hemos mostrado nuestra disposición a mantener los centros abiertos y a que la enseñanza presencial se lleve a cabo de la mejor y más segura forma posible. No obstante, en las últimas fechas nos estamos encontrando con poblaciones con unas elevadas tasas de contagios, que dan lugar a confinamientos de alumnado, personal no docente y profesorado, tanto por PCR positiva, como por ser contactos estrechos con afectados por la enfermedad".

"A esto se suma la ausencia de profesorado que debe atender a sus hijos menores por haber cerrado guarderías o unidades de infantil y que, a pesar de estar trabajando desde casa, hay que sustituir en sus horarios lectivos para atender presencialmente a su alumnado. Esto motiva situaciones donde nos falta profesorado para garantizar la atención al alumnado con garantías suficientes. Actualmente, las medidas que se han tomado desde la Presidencia de la Junta de Andalucía, conllevan, entre otras, desde cierres perimetrales de localidades hasta cierre de los comercios no esenciales, además de los llamados toques de queda... "

"Sin embargo, no se están tomando medidas respecto al posible cierre de centros. Creemos que, en aquellas localidades en las que la incidencia de la enfermedad supere los mil casos por cada cien mil habitantes, se debería estudiar que la enseñanza se realizase de forma no presencial, tanto por la seguridad del alumnado y sus familias, como por la del profesorado, así como para mantener la calidad de la enseñanza en los casos de ausencias de un elevado porcentaje del profesorado. Por ello, solicitamos que tanto la Consejería de Educación y Deporte como la de Salud valoren esta posibilidad, que consideramos sensata en estos momentos”.

Junta de Personal Docente no universitario

La Junta de Personal Docente no universitario ha demandado más medidas de protección, ya ha denunciado las condiciones laborales de los docentes y pide asimismo el cierre de los centros educativos en las localidades con mayor índice de contagios. El colectivo sigue reclamando mascarillas FFP2 para todos los docentes y recuerdan que es obligación de la Consejería de Educación proporcionarlas. Reclamamos que se tengan en cuenta medidas complementarias a la ventilación, como es el caso de los medidores de CO2, que ayudan a tomar buenas decisiones respecto a la ventilación.

Asimismo, consideran que los filtros HEPA ayudarían a mejorar las condiciones en las aulas, que “como bien sabemos no deben ser sustitutos de la ventilación constante, pero si complementan a la misma”. Estas medidas no solo son necesarias en época de pandemia, son complementos que benefician y favorecen el bienestar en los lugares de trabajo, tal y como se recogen en el Real Decreto 486/1997 de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo. La Junta de Personal también quiere dar a conocer lo que consideramos una falta de respeto a nuestra labor, ya que venimos demandando, desde hace tiempo, que se cubran todas las bajas lo antes posible”.

“En la última reunión nos justificaron los retrasos por el funcionamiento del sistema, sistema que al fin y al cabo gestiona la Consejería, por lo que debería ser capaz de dar respuesta a las necesidades de los centros. Reclamamos que se cubran todas las bajas médicas, y que se le dé una solución al profesorado que se ve obligado a confinarse, ya que, aunque no se encuentre en el centro, si hay que atender a sus grupos, cosa que en muchos casos no es posible por la falta de personal”.

“En esta misma reunión, también asistieron los responsables de la Consejería de Salud, nos dijeron que no era posible realizar todas las pruebas que demandamos, que los protocolos había que cumplirlos y que debíamos informar adecuadamente. Todos estos aspectos nos parecieron excusas, ya que los docentes estamos cumpliendo los protocolos estrictamente, se nos ha trasladado una responsabilidad que no deberíamos haber asumido, ya que los protocolos deberían hacerlos profesionales y ser revisados por los responsables de salud".

Por todo ello, la Junta de Personal Docente no universitario de la provincia de Almería exige que se respete el trabajo de todos los docentes, que las autoridades competentes asuman sus responsabilidades y que, desde la Delegación de Salud, se pongan los medios necesarios para las pruebas, el seguimiento y la revisión de protocolos, ya que, si somos considerados personal esencial, se nos debe tratar como tal”. En este sentido, la Junta de Personal también demanda un protocolo claro en relación a la vacunación, “los docentes debemos tener claro cuándo seremos vacunados”.

“A la Delegación de Educación le exigimos que cumpla con su obligación de proteger al personal docente, que cubra las bajas y dote del material necesario para que la labor de todos los docentes pueda realizarse con seguridad”. Además, “reclamamos que se pongan de acuerdo con las autoridades sanitarias, y se decrete el cierre temporal de los centros educativos en aquellas localidades donde la incidencia de contagios supera los 1000 casos de incidencia acumulada”.

La situación en los centros educativos es preocupante, “y estamos hartos de la “propaganda” institucional que dice que los centros educativos están libres de coronavirus, no es cierto. Por tanto, el respeto y el sentido común que reclama el consejero queremos que lo aplique, y que respete el esfuerzo de toda la comunidad educativa”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios