Almería

La pandemia afecta ya a 26 centros residenciales con 82 positivos en Almería

  • Solo dos de las residencias afectadas están medicalizadas: la residencia Valleluz de Íllar, desde el 10 de diciembre, y el Centro Residencial Bautista Galera de Chirivel, desde el pasado día 6.

Imagen de archivo de sanitarios transportando vacunas. Imagen de archivo de sanitarios transportando vacunas.

Imagen de archivo de sanitarios transportando vacunas.

Un total de 26 de los 74 centros residenciales sociosanitarios que la Junta de Andalucía mantiene bajo vigilancia en la provincia de Almería se encuentran afectados por el covid-19, ya que son 82 los positivos detectados entre usuarios y trabajadores si bien, por el momento, solo dos de las residencias afectadas están medicalizadas: la residencia Valleluz de Íllar, desde el 10 de diciembre, y el Centro Residencial Bautista Galera de Chirivel, desde el pasado día 6.

En concreto, según el último informe sobre centros residenciales del Gobierno andaluz, consultado por Europa Press, hasta este martes había 46 casos confirmados de covid-19 entre residentes, tres de ellos ingresados en centros hospitalarios. Asimismo, tres personas más mostraba síntomas de sospecha mientras que otras 385 se encuentran en aislamiento preventivo.

Por su parte, el número de trabajadores de los centros sociosanitarios con covid-19 asciende a 36, mientras que otros cuatro presentan síntomas compatibles con la enfermedad aunque se encuentran bajo vigilancia sin que se hayan sido, por el momento, confirmados.

El centro más afectado se corresponde la residencia de Chirivel, que acumula ya 19 positivos entre sus usuarios y seis entre sus trabajadores. Se trata del último centro que ha sido medicalizado, aunque la Junta no descarta intervenir en otros como el Centro Residencial de Mayores San Antonio de Vícar, donde hay seis residentes positivos y un trabajador. Esta residencia ya sufrió un brote el pasado mes de septiembre, que dio lugar a más de 20 positivos y al menos dos fallecidos.

También presenta una decena de casos -seis usuarios y cuatro trabajadores- la Residencia Asistida de la Diputación, si bien por las características asistenciales que presenta este centro, no se estima necesaria su medicalización. Lo mismo ocurren en la residencia Ballesol, que con seis residentes afectados por covid-19, también vive un segundo brote.

Se han localizado también casos de covid-19 en la residencia San Rafael de Níjar, con dos usuarios y un trabajador, el centro Apafa de Vélez-Rubio, con un usuario y un trabajador, y la residencia de El Zapillo, en la capital, con un usuario.

El resto de espacios residenciales afectados cuenta con algún caso entre sus trabajadores. Son, con dos empleados, el Centro Residencial para Personas Mayores Gerial de Albox, el centro de personas mayores de Serón y la Residencia de Mayores Virgen de la Esperanza de Almería.

Con un empleado afectado están la residencia Jardines de la Cerca de Gérgal, la residencia Aspapros graves, el centro Mirasierra de Alhama, Los Ángeles de Almería, La Purísima de Almería, Santa Luisa de Marillac de Cuevas del Almanzora, la residencia Cortijo Colorao de Pulpí y residencia de gravemente afectados Cortijo Colorao, Casa Hogar Faisem de Pulpí, Virgen del Rosario en Roquetas de Mar, Mirasierra en Aguadulce y centro residencia Fuente Vícar.

VÉLEZ-RUBIO, DESMEDICALIZADA

De otro lado, la Junta ha desmedicalizado la residencia comarcal de personas mayores (Recopema) de Vélez-Rubio, donde solo persiste un caso entre uno de los trabajadores, mientras que el resto de afectados han sido dados de alta. Son once los fallecidos con covid-19 registrados en esta residencia donde ha habido 50 casos de contagio, diez de ellos entre empleados.

Asimismo, la residencia Valleluz de Íllar espera su próxima desmedicalización ya que solamente quedan dos usuarios que aún no han negativizado el virus. Al inicio de las pasadas fiestas navideñas la residencia contabilizaba un total de 23 afectados, de los que 19 eran residentes y cuatro trabajadores. Se han producido al menos siete decesos.

La residencia Valleluz fue una de las más afectadas de la provincia durante la primera oleada de la pandemia, en la que registró 27 casos de coronavirus con dos fallecidos hasta quedar libre de covid-19 a mitad de mayo.

Según los últimos datos de la Junta de Andalucía relativos a las residencias de mayores y otro tipo de centros sociosanitarios, desde el inicio de la pandemia se han contabilizado 336 casos confirmados entre los usuarios de los que 57 han fallecido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios