Campaña comercial

Un lotero esconderá décimos de Navidad en la calle y durante cinco días por la zona de Artés de Arcos

  • Es una iniciativa de la campaña de impulso comercial por las obras, ideada por vecinos y tiendas, que sortearán regalos todos los días

Jesús Ibáñez, en la administración de lotería La Trece, de la calle José Artés de Arcos Jesús Ibáñez, en la administración de lotería La Trece, de la calle José Artés de Arcos

Jesús Ibáñez, en la administración de lotería La Trece, de la calle José Artés de Arcos / Rafa González

La administración de lotería La Trece esconderá la semana que viene décimos del sorteo de Navidad entre el mobiliario urbano de la zona de José Artés de Arcos, dentro de una campaña de dinamización comercial que han ideado las tiendas y los vecinos de la Asociación Mediterráneo-Oliveros, que sortearán regalos todos los días entre aquellos que hagan sus compras en el barrio.

Una calle comercial en obras puede empañar la campaña navideña y José Artés de Arcos lleva desde este verano empantanada y, si bien encara ya el final de los trabajos habiendo el Ayuntamiento concluido el grueso de los mismos, vecinos y comerciantes han agudizado el ingenio para atraer a los clientes.

Tu barrio te necesita. Haz tus Compras en Mediterráneo-Oliveros y serás premiado”. Es el eslogan de la campaña en la que, según ha anunciado el presidente de la asociación vecinal, José Luis Friebel, participarán 40 comercios con “premios todos los días, desde el día 16 de diciembre al 5 de enero”.

Este lunes 16 será el primero en el que el lotero del barrio, Jesús Ibáñez, esconderá entre bancos, papeleras, señales o donde se le ocurra un sobre con una papeleta a canjear por un décimo de Navidad. “Es algo divertido y puede ser interesantes para que la gente venga al barrio. En Navidad, ya se sabe, es tiempo de lotería”, comenta el administrador de La Trece, quien explica que cada día ocultará entre “dos y tres” décimos.

Lo hará del lunes 16 al viernes 20, un juego para el cual puede que recurra a compinches para evitar evidencias y ser descubierto. “Puede que vaya por las noches a esconderlos o que pida ayuda para que nadie sepa dónde están”. Eso sí, si la búsqueda no fructifica, promete ofrecer pistas a través de las redes sociales o la clientela que acuda al barrio.

Aunque la originalidad de esta iniciativa destaca en la campaña, es grande también el grano de arena que aportan el resto de negocios del entorno, donde por compras o consumiciones superiores a los diez euros, la urna queda abierta a los sorteos diarios de sustanciosos premios. La mano inocente será “la persona más mayor del barrio”, explica el presidente de la asociación.

Además, los vecinos han conseguido el compromiso municipal de iluminar la calle y su entorno en compensación por las obras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios