Almería

El derribo de La Foca permite en mayo iniciar el parque Bayyana

  • Venzal trocea el proyecto en tres fases para poder acometer la urbanización mientras negocia la compra de viviendas afectadas

Comentarios 1

Con las lógicas retenciones de tráfico -el acceso a Almería por la autovía está cortado y los cuatro carriles desde la rotonda de Pescadería al túnel de Bayyana se han reducido a dos-, pero con total normalidad, el Ayuntamiento de Almería comenzó ayer la demolición de las naves La Foca que aún permanecían en pie. Son otros 2.837 metros cuadrados de superficie libre a incorporar al futuro parque con el que la Gerencia de Urbanismo pretende mejorar la imagen de esta entrada a la capital.

Pablo Venzal, responsable de este departamento, tras su visita ayer al inicio de los trabajos, incidió en una nota de prensa en la "decidida apuesta del equipo de gobierno por transformar radicalmente el acceso a la ciudad desde Poniente. Donde hasta ahora ha existido una amplia zona industrial, en muchos casos con naves abandonadas y sin uso, pasaremos a tener una zona de espacios libres que, tras su urbanización, mejorará la entrada a la ciudad por este punto. Esta actuación además pondrá en valor una zona que también ha sido rehabilitada que desde la carretera hoy, sin embargo, no puede disfrutarse visualmente", ha explicado.

La edificación sobre la que se ha iniciado el derribo está compuesta por seis naves y un cuerpo intermedio de oficinas y vivienda, de tres plantas, con fachada a la carretera de Málaga y con su trasera pegada al desmonte del terreno existente en el cerro.

Los suelos liberados con esta demolición forman parte del total de la superficie incluida dentro del proyecto de ejecución de infraestructuras y zona verde que para esta zona ha elaborado el Ayuntamiento, proyecto que ha sido redactado por técnicos municipales y que fue aprobado el pasado 28 de marzo. Recoge una actuación integral de regeneración de esta zona, dividiendo la actuación en tres fases, en lugar de las dos inicialmente previstas.

La primera de estas fases, cuyo ámbito comprende el arranque de la subida a la Escuela Marítima Pesquera hasta la antigua nave de Talleres Asca, comprende un área total de actuación de 4.730m2. Actualmente, se encuentra en redacción el pliego de condiciones para la licitación de la obra, con un presupuesto aproximado de 350.000 euros, "siendo en torno al mes de mayo cuando salgan a licitación los trabajos, consistentes en la construcción de carril bici, acerado, iluminación, etc., quedando para la próxima legislatura la actuación singular que se ha planteado hacer este equipo de gobierno, a través de un concurso internacional de ideas, que culmine la transformación de esta parte de la ciudad", adelantó Venzal.

Para una segunda fase queda pendiente la actuación en aproximadamente 1.800 metros cuadrados de superficie, continuando la urbanización de la zona hasta la calle Morato. El edil popular ha explicado que "debido a la naturaleza de las obras, y como recoge el proyecto, las instalaciones urbanas se han calculado para las dos primeras fases como si fueran una sola, con la intención de dejarlas preparadas para su posterior conexión y trabajo conjunto".

Para una tercera fase, se estima ocupar 3.080 metros cuadrados y transformarlos en una zona de ocio y esparcimiento ciudadano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios