Almería

El derribo de las cocheras saca de la 'cárcel' a la mujer acordonada

  • Después de seis semanas con su trozo de calle precintado, sale en la televisión y el Ayuntamiento interviene

Laura Portillo. Es el nombre de la vecina del barrio de El Diezmo que ha vivido seis semanas "angustiada", desde aquella mañana en la que al salir de casa se percató de que no podía. Su trozo de calle había sido precintado por la Policía Local ante el riesgo inminente de que unas cocheras, situadas justo frente a su vivienda, se vinieran abajo en cualquier momento. Hoy ya las cintas de seguridad que cruzaban la vía de la lado al lado, sujetas a las ventanas de su casa, han desaparecido.

El Ayuntamiento de Almería ha intervenido de forma subsidiaria, procediendo el pasado miércoles a la demolición de las cocheras de la calle Criado. Para descanso de sus vecinos que, como Portillo, han estado pendientes de la fragilidad estructural del garaje privado.

Pero la protagonista de esta historia es, sin duda, la mujer del mandil que el domingo salía en prensa denunciando, a través del Grupo Municipal Socialista, su situación. No conoce a los concejales, si bien las casualidades de la vida hicieron que se cruzara en su camino Cristóbal Díaz (PSOE), quien denunció la esperpéntica situación que obligaba a esta vecina a tener que sortear las cintas cada vez que quería salir o entrar de su propia casa. Díaz criticaba la indefensión que "el propio Ayuntamiento ha creado a la vecina que vive justo en frente de las cocheras, que se siente atemorizada ante un posible desplome de la fachada, pues han pasado ya muchos días, y cuando hace viento -describía el representante del PSOE- los cascotes caen sobre la calzada. Y asegura que en el silencio de la noche se oye con claridad cómo se producen nuevos desprendimientos".

La incómoda historia saltó de la prensa a las redes sociales, y también a la radio y a la televisión. Sin quererlo ni berbelo, Laura Portillo se convirtió el pasado miércoles en una de las crónicas, cuanto menos curiosas, del programa Andalucía Directo de Canal Sur, donde esta almeriense daba detalles acerca del maltrago que ha estado viviendo durante un largo mes y medio. Aunque las cocheras son de titularidad privada -el dueño no se hace cargo de su mantenimiento- el Ayuntamiento, a través de la empresa subcontratada por la Gerencia de Urbanismo para ejecutar demoliciones con carácter subsidiario, inició al día siguiente de salir Portillo en la televisión las labores de derribo requeridas. Ahora la factura del coste de estas obras será enviada por el Ayuntamiento al propietario de las cocheras, hoy desaparecidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios