Fuerzas y Cuerpos de Seguridad

El "discreto" trabajo policial que permitió detener al yihadista de los kebabs en Almería

  • "Tal y como se describe, fue así. Y es verdad que eso lo que refleja es el grado de profesionalidad, el grado de habilidad, la cantidad de vericuetos que utilizan las fuerzas y cuerpos de seguridad, la colaboración internacional", ha dicho el subdelegado Manuel De la Fuente

Tres pedidos de kebab a domicilio permitieron 'cazar' en Almería a uno de los yihadistas más buscados de Europa

Tres pedidos de kebab a domicilio permitieron 'cazar' en Almería a uno de los yihadistas más buscados de Europa

El subdelegado del Gobierno en Almería, Manuel de la Fuente, ha subrayado hoy que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado continúan "trabajando discretamente" contra el yihadismo tras conocerse que tres pedidos de kebabs permitieron detener a uno de los terroristas del Dáesh más buscados de Europa.

Así se ha pronunciado ante los medios al ser interpelado por la información adelantada ayer por el diario 'El País' sobre el sumario de la Operación Altepa, que la Audiencia Nacional ha mantenido bajo secreto hasta este verano, en el que se enfatiza cómo "las aplicaciones móviles propiciaron su caída".

"Tal y como se describe, fue así. Y es verdad que eso lo que refleja es el grado de profesionalidad, el grado de habilidad, la cantidad de vericuetos que utilizan las fuerzas y cuerpos de seguridad, la colaboración internacional", ha dicho De la Fuente.

El subdelegado ha incidido en que "es muy importante trasladar el mensaje de que aunque está fuera de lo que es el día a día informativo pero bueno seguimos estando en un estado de alerta 4 antiterrorista, por lo tanto los cuerpos y fuerzas de seguridad están atentas, la colaboración internacional es permanente, las actuaciones son permanentes, y el objetivo es el que se consiguió, proteger a la sociedad".

Ha señalado que no había indicios para "decir dónde se podía haber generado algún tipo de acción, pero en todo caso lo que está claro es que se evitó con esa detención".

"En nuestra vida cotidiana hacemos miles de comportamientos automáticos, ¿no? Pero bueno, esos comportamientos automáticos lógicamente para las fuerzas y cuerpos son muy significativas. Y es el hilo que falta para tirar de la madeja (..) Tal y como se cuenta en este caso, les llevó directamente a poder detenerlos", ha añadido.

La Audiencia Nacional decretó en abril de 2020 prisión incondicional para Abdel-Majed Abdel Bary, un hombre de nacionalidad egipcia considerado uno de los terroristas del Dáesh más buscados de Europa tras ser detenido en Almería después de retornar a España tras varios años en zona de conflicto sirio-iraquí.

La magistrada María Tardón le imputó un delito de integración en organización terrorista junto a otras dos personas que fueron detenidas en la operación desplegada por la Policía Nacional, informaron fuentes de la Audiencia Nacional.

Según informó la Policía, el principal detenido estaba incluido entre los denominados internacionalmente foreign terrorist fighters (combatientes terroristas extranjeros) (FTT) más buscados de Europa y llevaba varios años en la zona de conflicto sirio-iraquí hasta que entró en España presuntamente de forma irregular.

Junto a él, fueron arrestadas otras dos personas, que convivían con el yihadista en un piso de alquiler de la ciudad andaluza y aprovechaban la pandemia del coronavirus para salir en pocas ocasiones a la calle y siempre con mascarilla para evitar ser reconocidos.

La investigación se inició ante las sospechas de los agentes de que el arrestado de nacionalidad egipcia tuviese la intención de retornar a Europa a través de España. Según los investigadores, presenta unos rasgos de personalidad muy peculiares y "un perfil criminal extremadamente violento", que llamaron la atención de los servicios policiales y de inteligencia europeos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios