tribunales

Tramitan once expedientes por subir a la duna fósil de Los Escullos

  • Se trata de una infracción grave que puede acarrear multas de entre 601,02 y 60.101,21 euros

Imagen de archivo de una joven subida a la duna fósil.

Imagen de archivo de una joven subida a la duna fósil.

La Junta de Andalucía, a través de la Delegación Territorial de Desarrollo Sostenible de Almería, tramita once expedientes sancionadores contra particulares denunciados por el servicio de protección de la naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil tras saltarse la prohibición de subir a la popular duna fósil Los Escullos, ubicada en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, a la que muchos acuden a fotografiarse pese a su fragilidad.   

Fuentes del Gobierno andaluz han indicado a Europa Press que los expedientes aún se encuentran en fase de tramitación, de modo que, por el momento, ninguno de ellos ha desembocado en una sanción. Según la normativa en vigor, las acciones que atenten contra la configuración geológica de estos terrenos se consideran una infracción grave que pueden acarrear multas de entre 601,02 y 60.101,21 euros. 

Las dunas oolíticas fósiles de Los Escullos se encuentran protegidas por la Junta de Andalucía dado que son una formación geológica frágil con riesgo de fractura, por lo que subir a los salientes rocosos constituyen un riesgo de caída con peligro de muerte, según advierte el cartel ubicado en el acceso a este espacio. 

Precisamente este mismo cartel ubicado en la zona, en el que se especifican las multas a las que se exponen aquellos visitantes que suben a los salientes para captar una instantánea, ha sido objeto de actos vandálicos en los últimos meses, en los que ha sido arrancado y repuesto, así como modificado con pintura verde para no dejar ver las advertencias de multa. 

Desde la Guardia Civil han indicado que el grueso de las sanciones, en torno a una decena de ellas, se interpuso en los primeros meses de 2022 después de que varias personas, de manera individual o en grupos, fueran sorprendidas cuando se realizaban un 'selfie' sobre la formación rocosa pese a la existencia de los carteles. 

Los agentes del Seprona adscritos a la vigilancia del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar vigilan la zona de forma diaria a través de sus servicios, en los que han despejado el espacio y han realizado recomendaciones sin llegar a levantar acta de denuncia, al menos temporalmente, a causa de la ausencia de la señalética adecuada a raíz de los actos incívicos que advierta de las posibles sanciones. 

Desde la Comandancia de Almería han asegurado además que, junto con la Junta de Andalucía y el Miteco, ya está investigando los daños causados en señales de playas del parque natural de Cabo de Gata-Níjar, puesto que la destrucción, deterioro, sustracción o cambio de localización de las señales en los espacios naturales protegidos puede ser tipificada como una infracción de carácter administrativo muy grave, con sanciones de hasta los 300.000 euros, además de la responsabilidad que pueda determinarse en caso de que dichos daños pudieran afectar a la seguridad de los bañistas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios