Almería

El nuevo edificio de Almería XXI en el casco histórico: camuflado y con un parking dentro

  • La empresa municipal concluye su construcción con una inversión de 1,2 millones

La alcaldesa atiende las explicaciones del arquitecto en el nuevo parking de la calle Arraéz.

La alcaldesa atiende las explicaciones del arquitecto en el nuevo parking de la calle Arraéz.

La empresa municipal Almería XXI ha concluido su nuevo edificio. En esta ocasión no se trata de un residencial de viviendas, sino de un aparcamiento con trasteros construido en el entorno de la Alcazaba, una ubicación, en pleno casco histórico, que ha sido tenida en cuenta en su diseño y la elección de materiales para que este parking sea útil, pero pase desapercibido y sin distorsionar el paisaje urbano.

La alcaldesa de Almería, María Vázquez, y la concejal de Urbanismo, Eloísa Cabrera, han inspeccionado el resultado de estas obras que han requerido de una inversión de 1,2 millones de euros para un proyecto que cambió la idea inicial de construir viviendas por atender la necesidad de los residentes en esta zona de la ciudad de disponer de espacios para estacionar los vehículos.

El nuevo equipamiento, edificado en el solar municipal de 561,49 m² situado entre las calles Arráez y Milagro, cuenta con 63 plazas de aparcamiento para vehículos - dos de ellas destinadas a personas con discapacidad - y veintidós trasteros, repartidas en seis niveles. Del total se han vendido hasta hoy 57 plazas y 5 trastero y serán entregadas a sus propietarios antes de final de año, tras la preceptiva firma de escritura, según ha concretado la regidora.

Vázquez ha querido también destacar la importancia que este proyecto, abordado “con mimo” dado la zona en la que se encuentra, tiene en el objetivo municipal de seguir “impulsando” la transformación y revitalización del centro histórico y contribuir con ello a hacer de esta parte de la ciudad un espacio “más habitable, atractivo para residir y también para emprender”.

Sus condiciones funcionales y estéticas han sido expuestas por el arquitecto José Maldonado Felices, quien ha aprovechado los recursos naturales a favor de la sostenibilidad y para lograr esa perseguida “discreción” exterior. Es un garaje con ventilación natural y con menos problemas de mantenimiento, en cuyo el interior se ha empleado termoarcilla, un material con enormes prestaciones técnicas que permite, entre otras cosas, un importante aislamiento termoacústico. Todas las plazas de aparcamiento cuentan, además, con preinstalación para un punto de carga eléctrico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios