Almería

El exalcalde dice que contrató a padres en paro porque "quería ayudar a mi pueblo"

  • Afirma que irá a los tribunales por la "campaña para dinamitar mi imagen pública"

"Tengo la conciencia muy tranquila. Todo lo que hice fue con el beneplácito del secretario-interventor del Ayuntamiento. Si hubiese intentado hacer algo mal me lo habrían comunicado ya que yo siempre actué de buena fe". Son las palabras del exalcalde de Oria, José Pérez (PSOE), ante las acusaciones vertidas por el nuevo regidor, Marcos Reche (PP), en las que señala que contrató "a dedo" a 36 vecinos o se gastó más de 1,12 millones de euros "sin haber justificado las inversiones de las mismas".

Pérez delega toda la responsabilidad en el secretario-interventor y asegura que todas las críticas del popular "son una campaña orquestada para dinamitar mi imagen pública. Quieren calumniarme políticamente y hundirme", lamenta.

Pérez, que no desmiente que hubiese contratado a vecinos por designación libre, explica que "lo que hice fue darles trabajo en trabajos eventuales en el Ayuntamiento a padres de familia en paro y sin ningún remuneración económica para darles de comer a sus hijos. Luego era el secretario el que creaba los contratos. Si no fuera legal no me lo habría permitido. Lo único que intenté es ayudar a la gente de mi pueblo".

Pérez ha insistido en varias ocasiones durante su conversación con Diario de Almería que "quien vela por la seguridad jurídica es el interventor" y ha anunciado que ha solicitado al actual alcalde toda la documentación que ha reportado la auditoría llevada a cabo por el nuevo equipo de gobierno, y de la que Reche dio amplia cobertura en el último pleno celebrado, porque "no descarto ir a los tribunales por todos los daños morales que me están haciendo. No entienden que siempre he actuado intentando cumplir la más absoluta legalidad", añade.

Para Pérez "no vale todo en política" y apunta que "no pueden cargarse mi imagen pública de esta forma tras diez años como alcalde en los que he gestionado el Ayuntamiento con honradez y humildad".

El exalcalde recuerda que en la actualidad "ellos también han contratado a gente del pueblo a dedo y luego los han despedido" y ha criticado que "los que están despilfarrando dinero son ellos que tienen a cinco personas liberadas cobrando en el Ayuntamiento, lo que supone más de 130.000 euros al año para las arcas municipales".

Un hecho que contrasta, a su juicio, con la gestión que él llevó a cabo: "durante mis primeros cinco años de gobierno no cobré un duro porque compatibilizaba mi puesto de profesor de colegio con el de alcalde y en los otros cinco años yo era el único que cobraba, algo muy distinto a lo que pasa ahora", lamenta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios