Almería

65 familias viven una agonía ante las grietas que habitan en sus viviendas

  • Los afectados compraron sus casas en 2006 en el Bulevar a Obrascampo que hace oídos sordos a las reclamaciones · Un técnico evaluará las causas de estas enormes aperturas en sus paredes y calles

Indignación y rabia. Es lo que sienten más de 65 familias del barrio de Bulevar de Huércal de Almería que ven cómo sus casas se van agrietando poco a poco inquietando su vivir diario. Sus viviendas tan sólo tienen cuatro años. Cuando en 2006 se las entregó la promotora Obrascampo salieron algunas rajas en las viviendas, pero los técnicos les dijeron que se debían al terreno que debía asentarse. Las calles Giralda de Sevilla y Paseo del Generalife son las más afectadas.

Más de 250 personas sufren las consecuencias de un proyecto mal diseñado. El hundimiento afecta a 55 dúplex y 10 tríplex de esta zona huercalense. Los vecinos se han manifestado ante lo que consideran un peligro para su salud y han instado al Ayuntamiento a tomar medidas. El equipo de gobierno de Izquierda Unida, a través de las peticiones del portavoz popular Juan José de las Heras, se reunirá en septiembre con la constructora y vecinos para tomar cartas en el asunto.

Los afectados están a la expensa del informe de un técnico contratado por ellos que dilucidará las causas del problema. Las especulaciones de los vecinos indican que las viviendas están huecas por abajo o la existencia de una rambla. Aunque todo parece ser que las intensas lluvias del invierno han arrastrado tierra hacia abajo y ha creado una olla a presión que al no haber junta de dilatación entre los dúplex hace que el terreno vaya cediendo y se agriete creando unas rajas de hasta 8 centímetros y un hundimiento de 40 centímetros.

El estudio de los especialistas comprobará si el Ayuntamiento puede ser uno de los culpables por la posible mala canalización en las calles. Uno de los vecinos afectados, Laureano García, considera que "sentimos verdadero pánico, estamos muy preocupados y hay gente que está cambiando los dormitorios de sitio".

Las familias que sufren estos daños pidieron responsabilidades a Mapfre, la aseguradora que tiene la responsabilidad penal, pero según los vecinos alegó que "sólo eran daños estéticos". Los vecinos se quejan de que la constructora Obras campo, que sufrió un amago de concurso de acreedores, no responda y que aunque tiene un aval de 200.000 euros depositado en el Ayuntamiento huercalense, eso sólo serviría para arreglar las calles, pero no paliaría el problema definitivamente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios