Almería

Más de 140 familias de pequeños con autismo se unen a la asociación Altea

  • El colectivo se convierte en el apoyo de cientos de padres que luchan por el bienestar de sus hijos

Un menor con TEA durante una de las sesiones de terapia. Un menor con TEA durante una de las sesiones de terapia.

Un menor con TEA durante una de las sesiones de terapia. / d.a.

Hace apenas seis meses comenzó la andadura de un grupo de familias de niños diagnosticados con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA). Padres y madres, más de 140, que guiados por el proyecto de la asociación Almería trastorno del espectro del autismo (Altea) se han unido para apoyarse, "para conseguir una sociedad inclusiva, para facilitar a sus pequeños el acceso a servicios que pueden contribuir de forma muy beneficiosa en su desarrollo, autonomía y en su vida familiar y personal, para dar visibilidad al colectivo que nos ocupa, proporcionar información y formación a familiares, profesionales y a todo aquel que esté interesado", han asegurado desde el colectivo, desde el que han detallado que el Trastorno del Espectro del Autismo "es un trastorno del desarrollo que ha sufrido un aumento en número de casos en las últimas décadas realmente asombroso. Los Center for Disease Control de Atlanta, señalan que, el número estimado de casos de TEA ha pasado de 1 en cada 2.500 nacimientos vivos (en la década de los 1990) a uno de cada 67 . A finales de 2009, los últimos datos del Instituto Nacional de Salud Mental señalaban que uno de cada 67 niños desarrollaría un TEA. En la provincia almeriense se estima que son alrededor de 10.000 las personas que lo padecen".

"Es desde hace unas décadas, cuando el autismo pasa a estar más presente en la sociedad. Al tratarse de algo, podríamos decir que reciente, la sociedad no se encuentra lo suficientemente informada ni adaptada, lo que supone una barrera en la consecución de una inclusión plena de las personas con TEA, el cual es, nuestro objetivo principal. Es, entre otros aspectos, por esto, que nace la necesidad del asociacionismo en apoyo a niños y familias afectadas". Desde Altea han incidido en que "esta necesidad, aumenta si se trata de Almería, la nuestra, es la única provincia española que no cuenta con una asociación federada dedicada al autismo. Esto se traduce en falta de servicios y atención para las personas con TEA, familias con necesidad de contar con un mayor apoyo, y carencia de información sobre este trastorno del desarrollo por gran parte de la sociedad. Los niños con autismo de Almería, no disfrutan de los mismo recursos y apoyos que los que les pudieran ofrecer otras en provincias. Altea, surge ante esa necesidad y está trabajando para mejorar la situación almeriense actual respecto al autismo". Una asociación sin ánimo de lucro cuyo ámbito de actuación es provincial, prestando actualmente servicios en Almería, Roquetas de Mar, Viator, El Ejido, Huércal de Almería y Balerma. Entre los principales objetivos del colectivo destaca "la inclusión de menores con Trastorno Específico del Lenguaje y Trastorno del Espectro Autista; garantizarles un futuro en una sociedad en la que se puedan desarrollar satisfactoriamente, flexible y adaptada a las necesidades de nuestros niños. Y sobre todo dar visibilidad al Trastorno del Espectro del Autismo, y al Trastorno Especifico del Lenguaje. "Muchas veces el desconocimiento por parte de una gran mayoría de la sociedad impide la normalización de nuestros niños en todos los ámbitos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios