DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus en Almería La fase 2 permitirá darse un baño en las playas de Almería

  • Los Ayuntamientos deben autorizarlo y seguir unas estrictas medidas de higiene

  • Se deberá limitar el aforo y se podrán establecer tiempos máximos de estancia

Playa del Zapillo, en Almería, hace unos días. Playa del Zapillo, en Almería, hace unos días.

Playa del Zapillo, en Almería, hace unos días. / Carlos Barba / EFE

La provincia de Almería pasa este lunes a la fase 2 de la desescalada. Con el avance hacia la 'nueva normalidad' cada vez se van recuperando más actividades, como por ejemplo, poder darse un chapuzón en las piscinas y las playas. Eso sí, con estrictas medidas de higiene.

Según estipula la Orden SND/414/2020 de la fase 2 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, se permite el tránsito y permanencia en las playas de la propia provincia (nunca se puede salir de la unidad territorial de referencia). En todo caso, deberán respetarse las medidas de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias para la prevención del COVID-19, y, en particular, las relativas al mantenimiento de una distancia mínima de seguridad de, al menos, dos metros.

Carteles y señales en la arena

La orden del Gobierno estipula una serie de medidas necesarias para garantizar la seguridad en las playas y las piscinas. Entre ellas, se recordará a los usuarios por medios de cartelería visible o mensajes de megafonía las normas de higiene y prevención a observar, señalando la necesidad de abandonar la instalación ante cualquier síntoma compatible con el COVID-19.

En las zonas de estancia de los usuarios, se debe establecer una distribución espacial para garantizar la distancia de seguridad de al menos dos metros entre los usuarios mediante señales en el suelo limitando los espacios. Todos los objetos personales, como toallas, deben permanecer dentro del perímetro de seguridad de dos metros establecido, evitando contacto con el resto de usuarios.

Deberá reforzarse la limpieza y desinfección de los aseos garantizando siempre el estado de salubridad ehigiene de los mismos. Asimismo, se deberá verificar que, en todo momento, estén dotados de jabón y/ o geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad.

El Gobierno ha publicado este sábado en el BOE la modificación de algunas normas de uso de las playas por la que se permite el uso de duchas, lavapiés y vestuarios con una ocupación máxima de una persona.

Los ayuntamientos controlarán aforo y tiempo de estancia

Los ayuntamientos podrán establecer limitaciones tanto de acceso, que en todo caso será gratuito, como de aforo en las playas a fin de asegurar que se respeta la distancia interpersonal de, al menos, dos metros entre bañistas.

Asimismo, a efectos de garantizar su disfrute por el mayor número posible de personas en condiciones de seguridad sanitaria, podrán también establecer límites en los tiempos de permanencia en las mismas, así como en el acceso a los aparcamientos en aras a facilitar el control del aforo de las playas.

A efectos de calcular el aforo máximo permitido por cada playa, se considerará que la superficie de playa a ocupar por cada bañista será de aproximadamente cuatro metros cuadrados. Para dicho cálculo se descontará de la superficie útil de la playa, como mínimo, una franja de seis metros a contar desde la orilla en pleamar.

Los ayuntamientos asegurarán que se realiza una limpieza y desinfección de las instalaciones y bienes de las playas usando para ello sustancias que no resulten perjudiciales para el medioambiente.

Los chiringuitos y otros establecimientos de restauración de hostelería y restauración deben seguir las mismas normas de aforo y distancias que el resto de bares y restaurantes en la fase 2.

Los responsables de negocios de motos acuáticas, hidropedales y de cualesquiera otros elementos deportivos o de recreo deberán cumplir con los dispuesto en las órdenes específicas para comercio minorista y, de modoparticular, en todo lo que se refiere a higiene y desinfección. Todos los vehículos deberán ser limpiados y desinfectados antes de cada uso.

Finalmente, los bañistas deberán hacer un uso responsable de la playa, tanto desde el punto de vista medioambiental como sanitario, cumpliendo para ello con las recomendaciones y normas establecidas por las autoridades sanitarias.

*En la edición impresa de Diario de Almería del sábado 23 de mayo existe un error al respecto de la posibilidad de la apertura de las playas en la fase 2.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios