Almería

Más de 6.000 fieles acompañan a la Virgen del Mar

  • El obispo presidió la Eucaristía en una jornada festiva, religiosa y de convivencia en un día soleado

Comentarios 0

"¡Viva la Virgen del Mar! ¡Viva nuestra Patrona! ¡Viva la madre de Dios!", más de 6.000 almerienses pudieron vitorear a esta imagen en la Ermita de Torregarcía en una jornada religiosa, de convivencia y festiva en el 511º Aniversario de su aparición en el mar.

A diferencia del año anterior, ayer brilló el sol y resplandeció sobre la Virgen del Mar que fue la gran protagonista del día. El día comenzó pronto, a las 8:30 horas, con la misa de romeros presidida por Fray Antonio Bueno Espinar, prior de los Padres Dominicos y consiliario de la Hermandad, en el Santuario de la Patrona. No comenzó con el aforo completo pero los fieles se fueron incorporando conforme pasaban los minutos y se obtuvo una alta participación.

Tras la misa, se procedió al traslado de la Virgen desde el Santuario hasta la Ermita. Allí, se celebró la solemne Eucaristía que fue presidida por el obispo de Almería, Adolfo González Montes: "Celebramos la tradicional romería en la fiesta del bautismo del Señor. Con esta festividad se cierra el ciclo de la Navidad".

Tras la Eucaristía, los fieles pudieron acercarse a la Virgen del Mar para cumplir alguna promesa o hacer alguna petición. Entre los asistentes que han disfrutado de este día se encontraba el alcalde del Ayuntamiento Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, junto al subdelegado de Gobierno en Almería, Andrés García Lorca, y varios concejales. Tampoco ha faltado el Hermano Mayor de la Hermandad de la Virgen del Mar, Elías García, y la presidenta de la Agrupación de Hermandades y Cofradías, Encarni Molina.

El alcalde apuntó que "es una enorme satisfacción comprobar cómo el día ha acompañado y la gente ha podido vivir un día muy especial como es esta conmemoración del aniversario de la aparición de La Patrona en estas mismas aguas". Después se procedió al regreso desde la Ermita y llegó a la plaza de San Sebastián donde procesionó a hombros hasta el Santuario donde se cantó la Salve. Los romeros disfrutaron también de comidas con los más cercanos y un día en la playa de Torregarcía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios