Almería

Denuncian fondeos ilegales en las playas del Cabo de Gata

  • Decenas de embarcaciones no cumplen la normativa y se sitúan a escasos metros de las orillas de Genoveses o Aguamarga

  • La Guardia Civil ya ha denunciado a cuatro barcos

Decenas de barcos invaden la zona de baño en Genoveses. Decenas de barcos invaden la zona de baño en Genoveses.

Decenas de barcos invaden la zona de baño en Genoveses. / Diario de Almería

Comentarios 0

La Asociación Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar ha vuelto a denunciar la invasión de las embarcaciones de recreo que, en contra de la normativa que protege el litoral del parque, fondean a menos de 200 metros de la costa. En esta ocasión, la entidad ha publicado en su cuenta oficial de Facebook varias imágenes en las que prueban que decenas de embarcaciones invaden a diario enclaves como la Playa de Genoveses, situando sus embarcaciones más allá del límite señalado en las bases del Comportamiento responsable para la Conservación del Medio Marino de la Junta de Andalucía, que se aplica en el parque natural.

En uno de los vídeos publicados por la asociación, se percibe de forma clara como decenas de barcos invaden la zona de baño de una de las playas más emblemáticas del litoral almeriense. Algunas embarcaciones llegan a situarse a escasos metros de la orilla, donde se encuentran los bañistas. Se trata de una nueva protesta por esta actividad, que va contra la sostenibilidad y protección del entorno natural del Cabo de Gata. El fondeo se ha convertido en uno de los principales quebraderos de cabeza para los defensores del parque natural. Además, han sido varios los conflictos que han tenido lugar entre bañistas y los tripulantes de las embarcaciones.

La legislación en esta materia no es totalmente sentenciosa. Según la Junta de Andalucía, la práctica del fondeo es presuntamente ilegal al menos en las playas no balizadas, ya que “la navegación y el fondeo únicamente podrán realizarse fuera de las zonas de baño, considerándose como tal la que ocupa una franja de mar contigua a la playa de una anchura de 200 metros y de 50 en el caso de zonas de roca y acantilados”. En contraposición, el Plan Estatal del Ministerio de Fomento defiende que al no estar balizada es viable la navegación, pero solo si es a una velocidad máxima de 3 nudos. El Plan de Ordenación de Recursos Naturales de la Junta de Andalucía (PORN) especifica que no se puede fondear “en praderas de posidonia o en zonas rocosas cercanas”, características que coinciden con el enclave del Morrón de los Genoveses. Sin embargo, este plan no refleja esta prohibición para los fondeos de arena, frecuentes en la Playa de los Genoveses.

La Guardia Civil avista el fondeo de una embarcación. La Guardia Civil avista el fondeo de una embarcación.

La Guardia Civil avista el fondeo de una embarcación. / Diario de Almería

Asociaciones ecologistas como Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar denuncian la impunidad de la que gozan las embarcaciones que llevan a cabo este tipo de prácticas en la costa del espacio de mayor valor medioambiental de la provincia. Estas entidades también pusieron el foco, en el pasado, a irregularidades en el uso de las piraguas, kayaks y artefactos similares sin motor sin necesidad de autorización expresa, obligando a la Junta a restringir su actividad. El pasado mes de mayo el gobierno andaluz limitó a cinco los kayaks por grupo. Este verano las denuncias van dirigidas tanto al fondeo de embarcaciones de recreo como a las motos acuáticas. Según aseguran desde Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, la Guardia Civil no está actuando en consecuencia. “No están tomando las medidas suficientes”, subraya Pilar González, presidenta de la asociación.

El Servicio Marítimo de la Guardia Civil ha interpuesto cuatro denuncias a embarcaciones que practicaban el fondeo en zonas donde esta práctica no está autorizada. Este tipo de intervenciones no son competencia específica de la Guardia Civil, sino de los Agentes de Medio Ambiente. No obstante, el Servicio Marítimo, durante la realización de otras operaciones, ha sancionado y advertido este verano a varias embarcaciones de recreo.

La Asociación Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar ha valorado el impacto medioambiental del fondeo de barcos. Según su presidenta, la contaminación acústica que generan los motores “afecta” a peces y otros animales marinos. Asimismo, aseguran que realizan vertidos de todo tipo al mar, en zonas muy próximas a la costa. De la misma forma, la contaminación producida por la quema de combustible (gasoil) genera perjuicios para la calidad de las aguas de la zona.

La pesca deportiva también se ha convertido en un quebradero de cabeza para los defensores de la sostenibilidad medioambiental del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. La normativa admite permisos para la práctica de esta actividad durante cuatro días a la semana, pero las asociaciones advierten del impacto que está sufriendo la fauna marina debido a un repunte de la pesca deportiva en el litoral del parque. Isabel González explica que es una “amenaza” para la sostenibilidad de los fondos marinos del Cabo de Gata.

Se han reportado varios conflictos entre embarcaciones y bañistas por la invasión de las primeras a escasos metros de la orilla de las playas del parque. Los usuarios denuncian que el fondeo es un peligro para lo más pequeños o para la práctica del esnórquel. Asimismo, los barcos limitan la zona de baño, establecida desde la orilla hasta los 200 metros mar adentro. Esta situación se agrava en las playas más concurridas del parque natural, como la de Genoveses o Aguamarga. La alta afluencia de usuarios y la concentración de embarcaciones de recreo multiplica el riesgo.

El Parque Natural Cabo de Gata-Níjar está adoleciendo colapsos que también afectan a las carreteras, parkings y accesos de sus playas. Los vehículos privados y las autocaravanas suponen un impacto negativo para la sostenibilidad medioambiental de este espacio protegido. Usuarios y asociaciones exigen a los gestores que tomen cartas en todos estos asuntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios