Maltrato animal

Una oleada de envenenamientos acaba en tres meses con más de 200 gatos

  • La plataforma defensora de los animales Seven Lives alarma sobre estos hechos delictivos. Cuatro perros también han fallecido

Este gato logró sobrevivir del envenenamiento de una colonia del barrio de San Luis Este gato logró sobrevivir del envenenamiento de una colonia del barrio de San Luis

Este gato logró sobrevivir del envenenamiento de una colonia del barrio de San Luis

La Plataforma Seven Lives ha denunciado una oleada de envenenamientos en la capital de Almería, que ha provocado la muerte agónica a más de doscientos gatos asilvestrados en los tres últimos meses. Una cifra escandalosa que distribuye por cuarenta puntos diferentes de la ciudad este delito sobre maltrato animal, pero que también atenta contra el medio ambiente y la salud pública. De hecho, uno de los envenenamientos ha sido en la calle Haza de Acosta, al lado de una guardería.

“Les están matando del modo más cruel y vil, rastreramente y agónicamente. No sabemos quién”, explican desde Seven Lives, que ya ha difundido por las redes sociales los casos que han afectado a las colonias de gatos ferales, cuyas cuidadoras han formulado denuncias ante la Policía Nacional y recibido el informe de toxicología por parte de veterinarios. “Si se hubiera hecho una denuncia por cada envenenamiento, aportando un informe veterinario y los resultados de los análisis, estaríamos hablando de una magnitud del suceso que roza lo inverosímil y que desborda cualquier explicación razonable”, considera la protectora de animales, para la que las cifras contrastadas, esos más de 200 gatos, a los que se suman cuatro perros fallecidos por ingerir raticidas u otras sustancias mortales, tienen peso suficiente para ser calificado de “alarma social”.

mapa gato mapa gato

mapa gato

 

mapa de envenamientos mapa de envenamientos

mapa de envenamientos

“No es un caso aislado, ni casual”, por lo que la Federación Animal se ha prestado a presentar una denuncia formal ante la Fiscalía, en materia de medio ambiente. Además, la Plataforma ha mantenido una reunión con la Secretaría de la Subdelegación del Gobierno, así como con el Ayuntamiento de Almería, administraciones que han sido informadas y a las que se le ha facilitado el “mapa del infierno”, que ilustra esta información, donde quedan recogidas las colonias víctimas de envenenamiento. Seven Lives recuerda a los titulares de las fincas donde se están masacrando las colonias de gatos “son responsables civiles de lo que acontece”, unas obligaciones que también, inciden, son competencia del Ayuntamiento de la capital, del que esperan medidas, al menos de concienciación, que pongan coto a esta “brutalidad”.

La plataforma anima a las cuidadoras de colonias ferales, en el caso de ser afectadas, a recurrir a la Policía Nacional. “Denunciar es gratuito, llamar a la Policía también, que vengan y hagan –explican– atestado de los cuerpos e informarles que los vivos se han llevado a una clínica veterinaria para su estudio. Es vital aportar el informe veterinario también. Si no lo hacemos, sólo son números..., y esto no puede quedar así”.Los últimas muertes registradas este pasado jueves corresponden a gatos de una colonia situada en las proximidades del Centro Comercial Mediterráneo y la calle Haza de Acosta, que con anterioridad han sufrido ambas envenenamientos en los últimos meses.

Forman parte de este mapa, en el que figuran también el barrio de San Luis o una de las colonias más conocidas en la ciudad, como es la que convive en suelo de titularidad del Puerto de Almería, junto al centro Ego Sport, y que fue también objeto de envenenamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios