Coronavirus en Almería Los hosteleros de Almería piden que se cierren el transporte público, las playas y los colegios

  • Ashal quiere que "experimenten" si así baja la curva de contagios "como llevan haciendo meses con la hostelería"

  • Su presidente, Diego García, se ha reunido con el subdelegado del Gobierno en Almería

Reunión de Diego García, de Ashal, con el subdelegado del Gobierno, Manuel de la Fuente. Reunión de Diego García, de Ashal, con el subdelegado del Gobierno, Manuel de la Fuente.

Reunión de Diego García, de Ashal, con el subdelegado del Gobierno, Manuel de la Fuente. / Diario de Almería

La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Almería (ASHAL) cree necesario un cambio de estrategia por parte de las administraciones dado el “fracaso que está siendo el cierre de la hostelería para frenar los contagios en la provincia, además de suponer la ruina para el sector".

Después de catorce días sin abrir al público en la capital, los hosteleros lamentan que las cifras no muestran los resultados esperados "por lo que creemos que es hora de que se tomen otro tipo de decisiones que no impliquen el cese de la actividad hostelera". Piden a las autoridades que prueben cerrando el transporte público, los cajeros automáticos de bancos y datáfonos de supermercados o tótem de parquímetros, espacios públicos como las playas,  e incluso, en último extremo, el cierre de colegios y experimentar –como hacen con la hostelería, añaden- si con esas medidas desciende la curva y a qué ritmo. "No tenemos por qué pagar los platos rotos de un problema sanitario que no hemos generado”,  ha dicho su presidente Diego García, tras mantener una reunión con el subdelegado del Gobierno en Almería, Manuel de la Fuente.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno ha expuesto a los representantes de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería que, a nivel estatal, el pasado 23 de diciembre el Gobierno aprobó el Plan de refuerzo a la hostelería, el turismo y el comercio, dotado con 4.220 millones €. Este plan engloba ayudas para el arrendamiento de locales comerciales por valor de 324 millones €;  establece medidas de liquidez y financiación para la hostelería cifradas en 520 millones € -entre ellas, un nuevo tramo de avales ICO para sectores especialmente afectados al 90% de garantía del Estado-, contempla medidas tributarias por valor de 2.809 millones € y medidas laborales y Seguridad Social cifradas en 567 millones €. 

Protesta en Madrid para solicitar medidas

Precisamente este encuentro se ha mantenido mientras Hostelería de España protagonizaba en Madrid una protesta frente al Ministerio de Hacienda, a la que se suma ASHAL, que ha hecho entrega a De la Fuente del manifiesto que suscribe el sector y donde se reclama al Gobierno “diálogo y la posibilidad de sentarnos” para impulsar medidas que aceleren la reactivación y recuperación, así como de un plato que simboliza “la imperiosa necesidad de que no se tiren los platos unas administraciones a otras mientras contemplan la caída de miles de empresas del sector”.

En el manifiesto, se recoge, junto a la necesidad de acelerar el proceso de vacunación, un relanzamiento de la Marca España como destino turístico seguro e incluir “a todo el sector turístico” en el Plan de Recuperación y Resilencia para que pueda ser beneficiario de los fondos europeos.

Paralelamente, la hostelería demanda una reducción del IVA al 5% hasta 2022, la ampliación de los Ertes hasta finales de este año, ayudas directas para compensar la caída de la actividad y reducción del alquiler a la mitad durante doce meses.

Para abordar la falta de liquidez que amenaza a muchos empresarios propone ayudas a la financiación del sector mediante quitas,  flexibilización, ampliación de plazos de carencia y de plazos de amortización de los créditos así como financiación suficiente por parte del Estado a los municipios vía bonificaciones, para que los ayuntamientos, sobre todo los de mayor volumen turístico, puedan condonar o bonificar impuestos locales a los distintos actores, especialmente  hoteles, ocio nocturno, salones de celebraciones y catering, locales sin terrazas y establecimientos dependientes del turismo, los más afectados por las restricciones.

ASHAL ha insistido también en conocer qué cantidad de los fondos de recuperación se va a destinar para el sector hostelero. La reunión ha finalizado con la petición de que traslade al Gobierno de España lo escrito en el último renglón del Manifiesto entregado cuyo texto literal dice: ‘En caso contrario, el sector y las generaciones futuras se preguntarán en que momento perdieron ustedes la vergüenza. La hostelería ni olvida ni perdona’.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios