Cannabis de uso terapéutico

Buscan ingenieros y jornaleros para el segundo invernadero de marihuana medicinal

  • La empresa promotora del megaproyecto del cáñamo aborda el proceso de selección para la plantilla permanente de la planta de Los Jimenillos en Níjar l La de Retamar está completa

Planta, con diseño de autor, de extracción de aceite en Los Jimenillos Planta, con diseño de autor, de extracción de aceite en Los Jimenillos

Planta, con diseño de autor, de extracción de aceite en Los Jimenillos

Comentarios 3

La empresa promotora del megaproyecto que pretende hacer de Almería la capital mundial de la marihuana medicinal ha iniciado el proceso de búsqueda de personal, cualificado y también sin formación, para atender el que será el segundo invernadero en ponerse en marcha en la provincia. En concreto, en Los Jimenillos, pedanía perteneciente al término municipal de Níjar.

Según ha avanzado la dirección de GSG & Associates, que tiene planificada la edificación de un hospital oncológico con residencia para familiares y laboratorios de investigación, un complejo hotelero de lujo y un total de cinco invernaderos, requiere para el de Los Jimenillos seis responsables con titulación superior, ingenieros agrónomos e industriales, y técnicos agrícolas.

Los trabajos a desempeñar corresponden a los puestos de responsables de germinación y plantas madre, floración y cosecha, fertirriego y control biológico (especialidad de ingeniero técnico agrícola o agrónomo);. responsables de control de clima y secado, manicura y empaquetado (ingeniero industrial y técnico agrónomo); y, finalmente, un responsable de cadena de suministro (ADE, o alguna especialización en logística).

La relación de puestos de trabajo demanda doce asistentes de control de calidad, labores para las cuales la promotora no exige formación superior, aunque valorarán de los currículums vitae aquellos perfiles con ingenierías o que sean técnicos de laboratorio y químicos, formados y con experiencia en control de calidad.

Además de estos seis responsables y doce asistentes, precisan para crear la plantilla permanente 25 operarios no cualificados, a los que se sumarán más jornaleros en función de las necesidades de las cosechas de cáñamo en las 13,5 hectáreas de zona de invernadero de los terrenos de la pedanía nijareña, donde también está proyectada la construcción de una planta de extracción de aceite, unos de los productos más apreciados en el mercado mundial de la marihuana medicinal.

El personal con cualificación superior será el encargado, entre otras responsabilidades, del funcionamiento de esta planta de extracción con firma de autor. A edificar sobre una superficie de dos hectáreas (la parcela en su totalidad tiene en una extensión de 20 hectáreas), su llamativo diseño es obra del arquitecto Antonio Moneo a quien, especializado en hoteles y hospitales, la empresa promotora también le ha encargado los proyectos del hospital y hotel, previstos en Almería capital, en la zona de la Vega de Acá.

Las previsiones en Los Jimenillos están enfocadas a la producción anual de unas 273 toneladas, cuya venta está cerrada, siendo su destino Estados Unidos. Es por ello que, de los cinco invernaderos, será el segundo en arrancar, si bien la promotora no ha facilitado todavía una fecha concreta. No obstante, inicia la fase de búsqueda de personal con la recepción de currículums a través de la dirección de correo electrónico m.reyes@gsg.associates.

La primera planta de producción bajo plástico en empezar a operar es la situada en Almería capital, en Retamar. La plantilla para este invernadero (puestos de dirección y personal sin cualificación para 1.625 jornales), está completa. De hecho, GSG recibió el pasado mes de abril una avalancha de solicitudes de empleo, que llegaron a colapsar la web de la empresa (ahora se encuentra en cambio de diseño para incorporar los nuevos proyectos en Almería), parte de las cuales serán tenidas en cuenta para la planta de producción de Los Jimenillos.

La primera siembra en Retamar está preparada para el próximo mes de septiembre. Con una superficie aproximada de diez hectáreas, situadas en la carretera hacia Cabo de Gata y cercanas al centro de Michelín, la primera cosecha, en noviembre, de este invernadero está ya comprada por una de las farmacéuticas líderes en el sector, la canadiense Mandara Pharma. Los responsables de la empresa promotora calculan que de este invernadero saldrán 21 toneladas por cosecha, estando programadas seis anuales (126 toneladas).

Las plantas de Retamar y de Los Jimenillos son la avanzadilla del megaproyecto, para cuyo desarrollo en la provincia de Almería el presidente de la compañía, Antonio Veiga, ha querido agradecer la colaboración que asegura estar encontrando en los ayuntamientos capitalino y nijareño.

Los otros tres invernaderos se sitúan de igual modo en el término municipal de Níjar. El de mayor extensión de los cinco programados es el de Saladar y Leche. Con una superficie total de 40 hectáreas, en esta pedanía de Campohermoso, y dentro de las instalaciones que se encuentran en fase de proyecto, la promotora pretende crear un centro de producción farmacéutica, con una nave de 10.000 metros cuadrados, dentro de las referidas 40 hectáreas. “Vamos a hacer un laboratorio científico y productos farmacéuticos y experimentaremos aquí con ellos”, explicó Veiga hace escasos días al respecto.

Diseño de hotel (torre central), y del complejo hospitalario Diseño de hotel (torre central), y del complejo hospitalario

Diseño de hotel (torre central), y del complejo hospitalario

Los dos últimos invernaderos ocuparán una superficie de 10 hectáreas en El Panadero, mientras que próximo a El Pita plantarán otras cinco hectáreas. Son en total 85 hectáreas de cultivo de marihuana medicinal en la provincia.

Al margen de planta de producción en Retamar, la empresa está desarrollando en la capital los proyectos para la construcción del hospital, especializado en oncología, ictus, Alzheimer y enfermedades raras, con 150 camas (ampliables), un centro de protonterapia, un centro de investigación de nuevos tratamientos basados en el uso del CBD (aceite extraído de la planta del cáñamo), con laboratorios de biología genética y farmacéuticos, más una residencia para familiares y personal médico. Otra de las piezas claves es el hotel de cinco estrellas, con la altura de ocho plantas y 420 habitaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios