Coronavirus Almería Más de 300 plazas de hoteles para personal esencial en la capital, Alhama de Almería y Laujar de Andarax

  • La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Almería está trabajando con la Junta de Andalucía y el Ministerio para hacer frente a cualquier revés que pueda sufrir la provincia ante esta pandemia.

  • Son alojamiento para casos excepcionales y de logística que se pueden requerir en los llamados Hoteles Refugio

Diego García, presidente de Ashal Diego García, presidente de Ashal

Diego García, presidente de Ashal

La Asociación Provincial de Empresarios de Hosteleria de Almería  lleva trabajando desde la semana pasada para colaborar con la administración en su demanda para medicalizar hoteles en caso de que éstos sean necesarios para hacer frente a la pandemia del coronavirus. De momento ya ha puesto a disposición, tanto de la Junta de Andalucía como del Ministerio de Sanidad, de más de 300 plazas para alojamiento ‘en casos excepcionales y de logística’ que se puedan requerir en los llamados Hoteles Refugio.

“El sector hotelero de Almería, a pesar del duro varapalo que está sufriendo con esta crisis provocada por la pandemia, está demostrando también su gran solidaridad al poner a disposición de las administraciones sanitarias plazas de alojamiento con que poder atender tanto a personal sanitario y de servicios esenciales como a afectados por la enfermedad en caso de que ello fuera necesario. Por los datos que se conocen hasta el momento, Almería es una de las provincias andaluzas menos afectada por el COVID-19, pero hay que estar preparados ante cualquier revés que se pueda producir. El llamamiento que hemos hecho a nuestros asociados ha dado sus frutos”, ha señalado Diego García, presidente de ASHAL.

Las plazas que se ponen a disposición de las instituciones se encuentran en Almería capital, Alhama de Almería y en el municipio de Laujar de Andarax.

Por otro lado, García quiere aprovechar la ocasión para hacer un reconocimiento público al sector hostelero que “a pesar de las dificultades, está acatando con el cierre de sus locales las disposiciones derivadas del estado de alarma” y confía que esta crisis “pase pronto y las administraciones estén a la altura de las circunstacias y actúen con la misma responsabilidad a la hora de apoyar al sector para que pueda salir lo mejor posible del bache que le está provocando la parada de su actividad”.

ASHAL aprobó nada más conocer la declaración de estado de alarma cancelar las cuotas de marzo a sus asociados y paralizar el envío de las de abril hasta nueva orden. Además sigue atendiendo consultas a través del teléfono 950 28 01 35 en los horarios habituales de apertura de la asociación y en el móvil de urgencias habilitado al efecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios