Un menor muere ahogado en una balsa de riego en la que cayó su pelota

Fueron los amigos que jugaban con el pequeño los que corrieron a pedir ayuda

M. J. Uroz / Almería

24 de marzo 2010 - 01:00

Un menor de diez años falleció ayer, previsiblemente ahogado, al caer en una balsa de riego en la carretera de San Silvestre del municipio de El Ejido, cuando corría a recuperar una pelota que se había caído cuando jugaba con unos amigos.

Según indicaron fuentes del Servicio de Emergencias 112, fue un particular el que, sobre las 17:45 horas, alertó de lo ocurrido e indicó que había visto a un niño que había caído en una balsa que hay entre invernaderos cerca del Polígono La Redonda.

Hasta el lugar se desplazó una dotación de Policía Local, Guardia Civil, bomberos y efectivos del 061 que confirmaron la muerte del menor en el lugar del hallazgo. Los profesionales sanitarios no pudieron hacer nada para salvar al pequeño, de origen marroquí.

Los efectivos de seguridad rastrearon la zona de la balsa durante más de una hora, con gran esfuerzo para lograr localizar al menor. Sin embargo, pese a los esfuerzos el pequeño apareció sin vida y nada se pudo hacer para reanimarlo.

El juez ordenó el levantamiento del cadáver, que de inmediato fue trasladado hasta el Instituto de Medicina Legal de Almería, donde se le practicará la autopsia que confirmará la causa de la muerte.

Al parecer, el menor habría entrada en el agua para coger una pelota que se había caído en la balsa cuando jugaba en los alrededores con unos amigos. Fueron sus propios compañeros los que corrieron en busca de ayuda al ver que su amigo tenía dificultades para salir del agua. Así lo indicaron fuentes del Servicio de Emergencias 112 Andalucía tras la recoger la hipótesis que baraja el Cuerpo de Bomberos de El Ejido, que participó en las labores de rastreo.

En los últimos años son varios los casos de personas que han fallecido en circunstancias similares a esta, y en la mayoría de las ocasiones la causa de la muerte ha sido por ahogamiento. Precisamente es la zona del Poniente almeriense donde más casos se han registrado, concretamente en parajes con invernaderos que cuenta con balsas de riego en sus cercanías para el abastecimiento agrícola.

Lo último